124 DAYS ON BOARD | follow us THE GAME | Facebook | The Game Barcelona World Race 2014 - 2015 THE GAME | Twitter | The Game Barcelona World Race 2014 - 2015 THE GAME | RSS | The Game Barcelona World Race 2014 - 2015
English
last minute
THE GAME - Barcelona Wolrd Race 2014 - 2015 ha terminado, gracias a todos por participar. Mantenéos atentos a nuevas notícias.

Spirit of Hungary

El primer ejemplar de la nueva regla de clase

El Spirit of Hungary es el cuarto IMOCA 60 que Nandor Fa diseña y construye. Botada en 2014, se trata de la primera unidad fruto de la nueva regla de clase. El casco, que es de fibra de carbono, se ha construido en el astillero Pauger (conocido especialmente por los RC44), y él mismo se ha encargado de parte del trabajo.

Tras tener que volver al astillero por una serie de problemas técnicos que les impidieron participar en la IMOCA Ocean Masters New York-Barcelona Race del pasado verano, la Barcelona World Race será la primera gran prueba de fuego para el barco de Nandor y Conrad.





Salida Spirit Of Hungary ( 41.1908,2.4874 ) top ↑

Salida Spirit Of Hungary

Email from the boat ( 36.7580,-0.8459 ) top ↑

JAN 2, 2015 - 15:26 (GMT +1)
Conrad Colman (GBR):
"We were a little conservative in our sail choice the first night and as a result struggled to keep the same course and speed as the others. This lead us to be caught in the light winds behind Ibiza with We are Water but were again slow adding bigger sails and have been caught by a ridge of high pressure".
"We are now in the axis of the ridge and its a house of horrors with the wind turning from North to East to South and back again. Every sail change or tack gives renewed hope that a change will stick but it's not long before the inevitable shift comes again and we need to start all over again. "It's a long race and I hope we'll have opportunities to catch up later. That's the only thought I can hang onto now! Fingers crossed for the next few hours".
Nandor Fa (HUN):
"After the start we followed the easterly track, we thought that is the better option. It wasn't. In the morning our gennaker sheet broke, that took one hour to repair, done. We could see the small transition developing here and tried to escape to the south, but are stuck. Maybe we are the only one to get stuck here".
"Our mood is pretty bad, but we hope some wind for the afternoon".

Email from the boat ( 36.1291,-3.2016 ) top ↑

JAN 4, 2015 - 13:03 (GMT +1)
"Position: just south of Malaga, South of Spain. Dolphin count: 15. Cargo ship count: 150. Speed, you've got to be kidding right? We are surrounded by almost miles and miles of deep blue and yet we are imprisoned just as surely as if we were surrounded by iron bars. Even as the weather files continue to insist that there is enough wind to make decent progress in reality 2015 has started with a whimper rather than a bang.
"We are now in the axis of the ridge and its a house of horrors with the wind turning from North to East to South and back again. Every sail change or tack gives renewed hope that a change will stick but it's not long before the inevitable shift comes again and we need to start all over again. "It's a long race and I hope we'll have opportunities to catch up later. That's the only thought I can hang onto now! Fingers crossed for the next few hours".
Every once in a while there is a little glimpse of hope in a form of a ripple on the water and we leap into action in order to scratch out a few metres of progress. Without fail, the breeze falters in seconds and leaves us feeling ever more despondent in its wake, just as child who has their toys continually taken away without reason will eventually begin to doubt that Christmas will ever come again.The sea is oily calm, with only a ripple to slap and rustle on the back of the boat. Sometimes the boat seems to take a breath and we have complete silence for a few moments before the gurgling begins again. 'Never have I seen such nothing' exclaims Nandor. Sadly I have, on this very stretch of water. In 2008 it took me mroe than two days to pass these same 150 miles only I was solo sailing for the first time and scared out of my mind by the endless torrent of cargo ships rushing passed on their way to China or the USA. When, or if, we finally make it passed Gibraltar I think we will have to celebrate like it is Cape Horn, as this English wart on the Spanish coast has now earned mythical status in our minds.From when the wind gives us the opportunity, we'll have to focus on sailing really well if we can hope to be with the fleet by the South Atlantic. Mich Desj set the bar pretty high for comebacks when he left Les Sables d'Olonne a two days late in the 2008 Vendee Globe only to come back and win it.Our competitive chances are certain slim now, but we've got a lot of sailing and learning before the next Vendee and we're certainly not going to waste this opportunity".
Conrad Colman

Email from the boat ( 35.9329,-3.4617 ) top ↑

JAN 4, 2015 - 16:33 (GMT +1)
"We only test sailed twice before the start, and both were really useful from every aspect. We've tried our sails in various settings and last but not least, many beautiful photos and footages have been made.
We were ready for the start as much us we could possibly be, although the software brought by Conrad wasn't willing to work under any circumstances, and Péter Perényi was trying hard to do magic with it in the last moments. It works now.
Bang, we started.
Unfortunately I didn't have time to check the weather forecast before leaving, so we entrusted ourselves on Conrad's meteo-tactician, and he had learned the forecasted conditions thoroughly, and we created our first plan accordingly.
We started in a very light, ambiguous wind, that was slowly building up to be North-Easterly.
By the night, most of the boats had chosen the straight, shortest route to South, while we were heading more easterly outwards, hoping for better winds.
As it was getting darker, the wind got stronger too, we had to figure out our sail-combination in around 25 knots of wind. If we had sailed in the same direction as the others, immediately South, the A3 gennaker would have been the right choice. But we were going east, as close hauled as possible, the reacher seemed better for us.
We were happily racing between 13 and 18 knots towards Ibiza during the whole night. There was only 20 miles left when we saw it is impossible for us to round from the outside because we would have had to head up too close, thus we would have slowed down too much. So we decided to bear away to the West side of the island, where we were so close to the mountains that they took our wind, so we slowed down anyway. We just realized how much we had lost with this, when we saw our position in the morning. We didn't lose much first, but we lost everything after that.
In the morning I didn't want to put the A2 gennaker, as there were strong gusts and big waves. This is due to the lack of training and the missing of the sail crossover chart. This was a mistake too. We hoisted the A3, which we progressed with quite well for a while, but our sheet broke off just at the worst time, thus we lost another hour changing it. The only Spanish boat that was forcing the same easterly route as us, now passed us. It wasn't only them who passed, but we as well missed the last train. We missed all those winds that would have helped us keep in touch with the fleet.
Later when the sailing got more serious, we changed the A2 for a code 0 - this was when we saw, our halyard was chewed by the top of the mast, again. We've had similar problems before, I thought this was successfully fixed with a polished inox frame . Now we had to fix this one. I pulled Conrad up to the top of the mast to see what caused the problem. We bound the top block a little bit longer, there is nothing else we can do now, maybe this will do too.
On the third day, when the front fleet is already out there on the Atlantic, we are still looking at the Spanish mountains on the Alboran Sea, sitting in total flat-water without wind and we have no idea how we are going to get out of here. According to the forecasts, we of course have some wind and it is absolutely inexplicable why we are not progressing. In reality, there is no wind, the sea is like a mirror, our sails are hanging - actually not for too long ... we are constantly changing them, non-stop working as few-minutes-long breezes make fool of us.
Conrad is a young, ambitious skipper, it is hard for him to deal with the situation. I have learned that everything happens for a reason - even if we don't see it at the moment -, I bear what's given to us more patiently.
This is a very long course, we've been through an extremely lot of work to be here in the race now.
We just started, there are at least 85-90 days ahead of us, anything is possible.".
Nandor Fa

Email from the boat ( 33.9537,-9.9542 ) top ↑

JAN 7, 2015 - 17:53 (GMT +1)
"Intentamos alejarnos de la costa africana, que es famosa por atrapar a los barcos en vientos ligeros y cambiantes. Pesqueros, mercantes, embarcaciones pasan durante la noche, uno de ellos sin luces, el otro deslumbrándonos de tal forma que durante unos minutos me quedé casi ciego. Y el viento cada vez más ligero. No podemos disfrutar nuestro paréntesis tras el paso del estrecho durante mucho tiempo, volvemos a estar en las mismas. Intento tolerar las condiciones, pero entonces unas olas despiadadas llegan de la costa y provocan que todo el barco se menee, y una de las orzas hace un agujero de un palmo en la vela mayor, entonces empiezo a chillar. Por primera vez desde la salida no puedo más, aunque antes de esto ya he tenido muchos motivos para desesperarme. Podría incluso estar orgulloso de todo lo que he aguantado.
Por la tarde finalmente llega el viento. Subimos el gennaker A3 cuando empieza a anochecer. Los dos estamos sonrientes, de oreja a oreja. Disfrutamos con la velocidad, a veces navegando a 17 nudos con 17 nudos de viento. Luego cuando anochece baja el viento y ponemos el A2. 12 nudos de viento, 11 nudos de velocidad. No está nada mal. La previsión dice que el Norte aumentará, lo que es perfecto para nosotros, que nos dirigimos a las Canarias, donde está la cabeza de la flota.
No sigo sus posiciones, no quiero envenenarme el alma. Desde Alborán acumulamos dos días de retraso que aún tenemos que digerir.
El ecuador podría ser el sitio donde podamos ganar un poco de distancia, pero también tenemos la opción de perder aún más. Es una lotería.
En estos momentos estamos en línea con Casablanca".
Nandor Fa

Email from the boat ( 30.2957,-14.3700 ) top ↑

JAN 9, 2015 - 7:46 (GMT +1)
"Well, ocean racing is a rocky road sometimes. Moral had risen along with the sails as we hoisted the spinnaker and finally made a good course and speed that we could be proud of. Still miles from our competitors but we felt like we were back in the game, had the tools to get the job done and were on our way...
I climbed the rig to confirm that all was well with the halyards and had a kings view of the ocean spread out before me.
Imagine our dismay then when it all came tumbling down around our ears. Sailing in the early evening in 18 to 20 knots, with Nandor at the helm at ease and in full control we heard a bang and the sail came tumbling down and was instantly churned to ribbons under the boat. Mainsail down, lifejackets on and we set to work recovering the pieces, pulling heavy wads of material over the lifelines in the same manner that fishermen have been hauling in their nets for centuries. Parts of the sodden mess remembered that it had once been a sail and took to life in the beams of our headlights, dancing like ghostly apparitions over the surface of the tumbling sea.
Wet, tired and frustrated by our loss, I nonetheless felt that we are gelling as a team as only crisis situations can do. We have another spinnaker and in the appropriate conditions will put it up and chase again but such an unexpected failure well within what could be expected of the material will make us ever more careful and will mean that we are more hesitant to take the foot off the brake. The teams ahead that are currently breaking the sound barrier have all suffered similar failures, but in training when they had time to respond, reinforce and come back ready. We will have to do the same, but the losses will be counted in miles on the racecourse".

Email from the boat ( 26.5858,-15.4313 ) top ↑

JAN 9, 2015 - 14:47 (GMT +1)
"Ayer todo el día estuvimos navegando bajo el A2, con algunas trasluchadas casi perfectamente realizadas.
Buen ángulo de viento - 155 -, buena velocidad - 13 a 15 nudos en 17-20 nudos de viento -, y con un buen día, soleado. Hasta la noche.
Por la noche, el mismo viento comenzó a aumentar, 19-23 nudos NNE. Fue durante mi guardia, en la oscuridad. Junto a Conrad habíamos decidido previamente que llevaríamos el barco nosotros, con cambios más cortos, pero siguiendo el ritmo.
La luna todavía no estaba pero sí la constelación de Orión - mi favorita - fue alentador entrecerrar los ojos, me sentía bien al saber que, después de todo, no estaba solo.
Ya era de noche cuando nos encontramos, a escasas pulgadas, de una especie de barco fantasma. Tan rápido como llegó, desapareció en la noche detrás de nosotros.
Iba a despertar al compañero cuando el gennaker se rompió en la parte superior del mástil. Me quedé congelado viendo como los 350 metros cuadrados de vela descendían con decoro frente a mí. Era el spi grande, el que hacía que fuéramos hacia adelante. Por puro reflejo me alejé, y todo el gennaker se fue al agua. Conrad saltó enseguida de la cama, se vistió rápidamente con el traje de agua y vino a ayudar. Como pude empecé a orzar para bajar la vela mayor. Huelga decir que el barco estaba chocando contra las olas, nada podía calmarlo.
No tenía ninguna duda de que la vela se rompería entera, pero tenía miedo de que tanto el spi como las drizas terminasen alrededor de la quilla y las palas del timón.
En un segundo me puse el traje seco y empezamos el proceso de rescate. Le grité a Conrad para que aliviara tensión en la driza y yo pudiera llevarla a bordo. Tratamos tirando de la vela a partir de ahí, de ola en ola, aunque a veces al aflojar un poco, las olas casi nos tiraban al agua... pero seguíamos tirando tan duro como podíamos. Por supuesto, la vela quería caer al agua pero nosotros nos las arreglamos para mantenerla a bordo, con Conrad tirando de ella atándola a bordo. - Vamos a abrir la escotilla y la tiraremos directamente dentro - le grito a Conrad en el fragor de la batalla. Cada vez era más fácil porque había menos agua. Nosotros trabajábamos directamente desde la proa. El spi lo recuperamos principalmente de una sola pieza, pero el puño se rompió completamente.
Descubrimos que el gancho de la driza estaba maltrecho, que era sólo una cuestión de tiempo que se rompiera.
Los dos nos quedamos muy contentos, nos las arreglamos para solucionarlo sin caer en problemas más grandes. Si la vela se hubiera enrollado alrededor de la quilla y los timones, todavía estaríamos cortando bajo el casco.
Conrad se disculpa por cuarta vez, siente que es su culpa. En primer lugar, me dejó solo navegando durante la noche, en segundo lugar yo había sugerido cambiar el A2 por el A3 cuando oscurecía. Fue una idea, nada más. Ya he perdido velas navegando de noche.
No culpamos a nadie más que al gancho de la driza.
¡Realmente llegas a conocer cómo es una persona durante un problema! La manera de reaccionar, lo que hacen y cómo lo hacen. Esta fue la primera vez en que vimos qué podemos esperar el uno del otro en una situación "fuerte".
Después de haber terminado de arreglarlo izamos de nuevo la mayor, lo pusimos todo a punto y después de dos horas estábamos corriendo de nuevo con 12 nudos a la luz de la luna. Instintivamente nos abrazamos. Hemos reconocido mutuamente las capacidades del otro, la actitud, hemos tenido nuestra primera prueba, y la hemos pasado.
Al amanecer tuvimos que rizar la mayor a la vez que trasluchábamos. Ahora estamos navegando hacia el oeste, ganando altitud para atacar nuestro paso por las islas.
El A2 que perdimos era una vela nueva, la teníamos como repuesto y la estábamos probando desde el principio. Duró hasta ahora. Tenemos otro, pero no más repuestos de esta vela ligera, sensible, inevitable para llegar. Tendremos que tener cuidado con los otros juegos de velas, no vamos a dejar que nos pase nada de noche en condiciones inciertas.
Aparte de eso, día soleado, el cielo es irregular, con nubes, y nuestro progreso fantástico".
Nandor Fa

Email from the boat ( 19.0848,-26.3933 ) top ↑

JAN 12, 2015 - 14:20 (GMT +1)
"Its not just in children's bedrooms that things go bump in the night apparently. I had spent a long afternoon driving the boat like I have the habit from my previous class of boat... A bottle of water close by, a pocket full of peanuts and hours of surfing entertainment with the big gennaker and one reef in the main. Sadly as night fell the wind increadsed out of the safe range for the sail and we sprang to change it for the small reacher.
Nandor and I were talking in the cockpit after the change and in a moment when we were both quiet we heard a soft "dunk" noise. I suggested that we had hit something but we checked the rudders and what we could see of the keel and all was clear. We continued on our way with the smaller sails but struggled all night with the instruments not showing the numbers we would expect. At day break we thought the solution lay in the bigger sails so up again with the big gennaker but the speed did not improve as expected.
Then the lightbulb went off in my head and I remembered the strange noise the night before. I put the GoPro camera under the hull and came up with photos of a huge wad of netting or cloth that was balled up on the leading edge of the keel. We furled the gennaker and turned up into the wind to stop and go backwards, allowing the mass to drift free.
Now I know that some people can come to resemble their pets in extreme cases, with bearded bedraggled men taking similarly shaggy dogs for their daily walks but this is just craziness. No need for the boat and boat builder to be sporting scars at the same time!
Further photos showed that the netting had worn away some of the paint on the keel fin but we were otherwise undamaged.
Not completely however, because in the excitement Nandor slipped when returning to the cockpit and banged his head. When we were on our way again he took off his hat and revealed a bloody gash 3 cm long on the back of his head. In full Emergency Room mode I cut his hair, shaved around the cut then he washed his head with betadine soap, I cleaned the wound with betadine and applied steristrips to hold it closed. I was all ready to put my new suturing skills to work after our medical training session before the start but Nandor thought better of it. Perhaps I put him off by reaching instinctively for my splicing kit with 10cm needles and 1mm dyneema thread!

Spirit of Hungary - JAN 12, 2015 ( 17.8852,-26.5478 ) top ↑

Spirit of Hungary - JAN 12, 2015

Email from the boat ( 15.5274,-26.6439 ) top ↑

JAN 12, 2015 - 22:55 (GMT +1)
"Hicimos el cambio de turno a las 2 de la mañana. Ambos estábamos bastante cansados, ya que hemos estado conduciendo el barco nosotros mismos por turnos. De este modo podemos mantener mejor la velocidad, con velas bastante grandes. Nuestra velocidad es constantemente de entre 14 y 20 nudos, pero todavía nuestra velocidad media, medida por el tracker, es de 13,7.
Así que en el momento que íbamos a hacer el cambio de guardia, los dos dijimos 'tenemos que trasluchar' al mismo tiempo. Enrollar el A3, cambiar la mayor de lado con el mayor cuidado posible, y después sacar de nuevo el A3 en la otra amura. Cuesta 15 minutos de concentración total y trabajo. Siempre es una gran emoción después cuando el barco porta en el nuevo rumbo. El próximo objetivo es el ecuador, esperamos que de una trasluchada.
Así es como hemos navegado entre 14 y 20 nudos hasta que el A3 pareció ser demasiado con el viento creciendo a 25-27 nudos. Incluso llevando el timón manualmente, era demasiado. Salté de mi turno de descanso para cambiarlo y lo enrollamos. Desafortunadamente al enrollar se resbala un poco y el génova se salió dos veces después de que terminásemos con el winche. Puede ser que la tela sea un poco fina. Lección: no puedes parar hasta que hayas terminado. Así que, A3 abajo, y ponemos el reacher en su lugar, y nuestra velocidad es casi la misma, 13-19 nudos. Ahora estoy en mi guardia, Conrad descansa. Ya le tocaba, porque se ha estado forzando demasiado.
La cabeza de la flota ya está navegando en los alisios del Sudeste -aunque todavía poco a poco-, han cruzado el ecuador. No es una sensación agradable verlos, están demasiado lejos y de momento no podemos hacer nada al respecto, no tenemos respuesta. Nuestra velocidad sigue siendo sólo similar a la del centro de la flota, la cabeza es obviamente más rápida.
El BOSS ["el jefe", por Hugo Boss] mostraba una media de 19 nudos en el tracker. Puedo imaginar lo que tienes que hacer para conseguir eso, al menos 25-27 nudos sobre las olas, seguro. Usen las velas que usen, seguro que cargan mucho, y el barco tiene que poder aguantar ese esfuerzo también. Nosotros también hemos estado exprimiéndolo al máximo, empujándolo a una fina línea entre lo posible y lo que asusta, y eso es lo que hay para nosotros. Por supuesto, nos faltan muchas cosas, hasta ahora he estado comparando peras con manzanas. ¡Pero queremos ser peras!
Empieza a hacer calor durante el día pero no se puede ir sin traje de agua, ya que los rociones no paran de entrar. Las noches son sin duda frías. Ah sí, y oscuras. La luna sube sólo al amanecer e incluso entonces, parece débil. Cuando gobernamos el barco manualmente nuestras referencias son sólo las estrellas y los instrumentos. Mirar a los instrumentos todo el tiempo cansa mucho. Una hora ya es bastante, y ya necesitas descansar.
Nos quedan tres días para llegar al ecuador, estamos avanzando bien también."
Nandor Fa

Email from the boat ( 13.6650,-26.7928 ) top ↑

JAN 13, 2015 - 15:39 (GMT +1)
"Last night around 2am before changing watches - I was going to go for my rest - when the wind kicked in pretty hard. Not too hard after all, but hard for those sails. We both jumped, did what we had to do without even talking. I loosened the reacher, C did so with the main. And then the 25-knots settled back, everything seemed to be all right. Five minutes later the same situation had recurred, we jumped again. And it happened a couple of other times later on... accordingly, I had spent my entire rest wearing my drysuit and boots. Now I feel a little bit scruffy.
Yesterday afternoon we were talking with C about, what exactly is the speed-difference between us and the lead possibly added up by. There isn't one definite answer, but we can put together small elements which gives us the result.The most important element is probably the choice of sail. In this wind, we would definitely need an A6 gennaker which goes up to the fraction and is used for reaching within strong conditions. No effect in reaching 20-something knots if the boat rounds up after a nice surfing, or goes too much downwind due to counter-steering, and then it slows down to around 12. Our high speed is not continuous, although the boat runs easily.Weight is an inevitable element too, not in the sense of 'how many kilos it weighs", but the philosophy of our use of daggerboards. Our daggerboards lift towards wind, which is why we can do beautiful angles in upwind. If the daggerboards pointed in the opposite direction, it would lift the boat more out of the water. I will have to think about this and make some modifications later on if necessary.Apart from struggling with gusts, there hasn't been any major changes this past one day, now were are some 300 SM closer to the Equator. The 2 boats ahead of us have significantly slowed down in the zone. Marcell (Van Trieste) meteorologist expert's forecast said, the gap will close up by the time we get there. We really hope so !Our first gas bottle is empty, we had to change it yesterday. We immediately calculated how long it's going to take to use all of them under this level os consumption - 102 days left. If nothing extreme happens, this should be enough.Almost nothing reminds me of the trade-wind belt. There is a strong 25 knots-wind, and nothing else. It's very vaporous, there is no mackerel-sky, and being 2-days away from the Equator we are still using drysuits. We are abound with flying-fish, they are constantly knocking on the boat. Landing on the deck, after a short but heavy thrashing, they either go back in the ocean or give up the fight on board. There are no birds here. Even the last time we saw another boat, was three days ago.Now I'm going to have some breakfast. All the best". Nandor Fa

Email from the boat ( 9.7521,-25.8808 ) top ↑

JAN 14, 2015 - 08:08 (GMT +1)
"When asked about the navigation for the BWR I typically replied flippantly that all we had to do was turn left... Left at Gibraltar, Left at the Cape of Good Hope, Left at Cape Horn and the hard work is done. Naturally its a little more complex; you have to deal with the big black clouds and the crunchy hard bits around the edges of the oceans too!
However, there is one route that really is painfully simple to navigate and thats the route from Europe to the Caribbean. The idea is that you sail south until the butter melts, then turn right and follow that line of latitude until you smell the rum drinks! In theory that means that you downwind in the northerly trade winds down the coast of Portugal, down Marocco until it gets warm by which time the trade winds have turned to the east and you continue your downwind route all the way. Its self regulating too, because in the case of a cold year end up going further south and enjoying Grenada and Barbados whereas if the butter melts in a hurry you can make tracks to Antigua or Guadeloupe.
Why do I bring this up? We have our own butter test on board in the form of a big box of Lindt chocolate truffles that was a gift on start day. We have been enjoying them as a treat for a job well done and today is the first day that the creamy interior was, well, soft and creamy! Being so far off the beaten track when racing around the world does make this a true adventure and test of man and machine, but frankly we have come a long way from when sailors beat weavels out of their hard tack biscuits and boiled their sealskin boots for soup when things became really dire! I have an electronic copy of Earnest Shackleton's 'South' to read in the southern ocean in order to keep me honest about the challenges we'll be facing. I'll pass along any good recipes for boot soup!"

Spirit of Hungary - JAN 14, 2015 ( 8.7323,-27.2274 ) top ↑

Spirit of Hungary - JAN 14, 2015

Email from the boat ( 8.0189,-27.3204 ) top ↑

JAN 14, 2015 - 20:20 (GMT +1)
"As those of you who followed our somewhat busy period before the start of the race in Barcelona will know, the demands of the joblist didn't leave much time for life's little luxuries. I had imagined long walks on the beach, hand in hand with my girlfriend or gently perusing the endless sights and sounds of a bustling city like Barcelona after the relative calm of my home in Lorient. It was not to be however, and one thing that got forgotten in the mayhem was a proper haircut. Not to impress the passing gulls or fabled sexy sea maidens but rather a practical necessity given that I am joining the ranks of the poor and unwashed for this no frills race around the globe.
I might not have known how to ask for 'a little off the top' in Catalan but having made my trade in sail lofts around the world I am pretty handy with a pair of scissors. So yesterday evening I stripped to my shorts, took up my tools and danced around on the back of the boat for half and hour trying to cut hair and nothing else in the process. This was a real challenge because it was blowing 20 to 25 knots and the Spirit of Hungary was surfing down the waves at similar speeds. It was certainly more exciting than my local Super Cuts type establishment where a bored teenager hacks distractedly at my head while I politely refuse the offers of what they call coffee. Give me dive bombing flying fish and a half naked balancing act with rusty sailor's shears any day of the week!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -3.5280,-28.9285 ) top ↑

JAN 18, 2015 - 07:08 (GMT +1)
Now that I have crossed the equator six times under sail its not quite as exciting a milestone as one of the great capes that await farther down the track, but there is still a quiet satisfaction watching the GPS switch over from N to S and thinking that we are starting our downhill slide down the planet.
I let Nandor sleep longer than the normal watch so I could watch the change over and enjoy a peaceful sunrise where the rays of soft apricot branched over the horizon to peel back the darkness of the night. I gave Neptune the last dregs of my coffee in thanks for our passage, but nothing more as we haven't found favour in the wind and the sea since the struggles at the start of the race.
As nice as the sunrise was, I was sad to see the night go as the clear skies had shown me the Southern Cross for the first time this race and I felt truly welcomed into the hemisphere of my birth. Spots of light where not only in the sky, as I spotted dozens of small squid near the surface that jetted off in plumes of sparkling phosphorescence , escaping us but also the dolphins the cut up the depths underneath the boat. A truly magic night.
Now, at one and a half degrees south of the line we have finally picked up the solid trade winds from the expected south easterly direction and can head down the race track with gusto. After a flurry of sail changes as dark clouds alternately blew hard and then hoovered up the gradient wind we are now reaching with our biggest jib and full main. We just finished laminating the extra supports for the rudder bearings, being careful to avoid splashes from the sea and also the sweat from our brows! The equatorial sun is thumping down and we can only find relief in the shade of the sails and the cool breeze. We briefly found respite in a short shower of rain which was the occasion for another shower, keeping me fresh rather than funky.
Sadly, our slow passage through the doldrums has left us with a big mountain to climb. Our closest play mate, One Ocean One Planet, is over 700 miles away while the leaders are more than double that. It would be arrogant and disrespectful to the other competitors to say of course we can close this gap but we'll keep plugging away with the competitive fires well stoked and hope to be able to chip away in the weeks, and months (!) that remain. We certainly deserve to have a few wind shifts go our way after the start we've had! Stay tuned!
Conrad Colman

Email from the boat ( -8.4300,-28.5946 ) top ↑

JAN 19, 2015 - 18:07 (GMT +1)
"Tras cruzar el ecuador, me bajé las previsiones meteorologías de más días, y parece que la situación es muy interesante para los próximos 3-4 días. Los líderes (incluyendo el GAES Centros Auditivos) tienen una franja de viento que les puede llevar al Sudeste. El resto estamos un poco atascados. El Renault Captur está intentando encontrar su escapada al Este, y tiene un alto porcentaje de posibilidades de pararse también. El anticiclón de Santa Elena pide su peaje a todos los que pasan por allí, aunque parezca que no. Los otros dos barcos están navegando hacia el Sur-Suroeste.
Durante unos días los vientos alisios son perfectos para nosotros, para acercarnos a los otros, y luego también nosotros buscaremos formas de entrar en el Sur. Espero que la fórmula sea más fácil cuando lleguemos.
Aquí nuestro escenario es el de los típicos alisios, con puestas de sol puras. Sin colores, nada que yo recordase. Es difícil ponerse nostálgico así...
Me he despertado con Conrad haciendo flexiones en la cabina junto a mí. '¿Quién eres? ¿Qué estás haciendo aquí?', le he preguntado. Siente que no hay bastante trabajo. 'No te preocupes, pronto tendremos bastante. Tendrías que ahorrar energía en lugar de malgastarla", le digo. Bueno, suelo hacer lo mismo. Cuando Conrad se va a dormir, siempre hago ejercicios, porque aquí mis piernas trabajan menos que de costumbre.
No hay muchos pájaros aquí, excepto uno que nos ha estado siguiendo todo el día. Estaba un poco preocupado porque ha estado volando constantemente en torno a nuestro mástil... un pájaro de 4-6 kilos podría hacer bastantes destrozos en las antenas y radiobalizas. Era una criatura bella. Me he dado cuenta de que estaba pescando los peces que se quedaban distraídos por nuestro paso. A 15-20 metros cierra sus alas y se zambulle en el agua".
Nandor Fa

Email from the boat ( -12.8918,-31.0615 ) top ↑

JAN 20, 2015 - 14:40 (GMT +1)
Here it's just crazy, crazy hot, but I know that I won't get much sympathy from my friends in northern hemisphere who are still settling in for a long winter. Now that we are well and truly in the southern hemisphere we have the sun directly overhead and its power is frightening. I have had to put on shoes to walk on the deck because I was at risk of blistering the soles of my feet and we need to be delicate where we sit to steer the boat otherwise we'll do likewise with our behinds! The regular dousings on the foredeck as we change from the J1 big jib to the Code 0 reaching sail are a cooling relief.
These sail changes are sporty affairs, even for the drops. Imagine doing the foxtrot with a wriggling python - as thick as your thigh and 30 metres long and heavier than you are - while dancing on a blistering hot, slippery foredeck that is tilted at 10 to 20 degrees, and you have some idea of what we go through several times per day. Outside of these jousting sessions our days are rather calm at the moment and I have taken to doing squats, push-ups and sit-ups during the night watches to stay limber for the coming exercise in the rougher southern legs, but also to make sure I can still walk in April when the race stops. We are almost constantly in motion but never leave the confines of our 60 foot fenced-in paradise so "strolling" is not really a thing we do currently.
As I might have previously mentioned, I am participating in a medical study with the race hospital about the long term effects of stress, sleep deprivation and the physical toll of ocean racing. The theory is that in the first few weeks of intense activity we should thin out, dropping fat, but after a month or so this should stop and maybe reverse as the body realises that its fighting for the long haul. I am measuring fat at the hip every week with a pair of special pliers and will let you know if sailing around the world is a valid alternative to Weight Watchers!
The other side of the equation is of course, food! Before leaving Clara prepared a small plastic bag with a calculated measure of calories to be eaten each day. This is comprised by two freeze dried meals, three for the south, breakfast cereal, museli bars - and some chocolate if it's a good day. Futhermore, we looked at where the hot and cold zones are during the race and as such I am eating taboule and lighter dishes now and will be fortified by stews and curries when the mercury drops. All of these day bags, 99 in all, are packed up in 100% waterproof bags by Overboard, a requirement on board for when wet sails and wet gear, to say nothing of driving spray, can bring significant wetness into our living spaces.
Conrad Colman

Email from the boat ( -22.8796,-29.4866 ) top ↑

JAN 23, 2015 - 07:11 (GMT +1)
Latest reported average speed. only 9.0 knots!
These are hard fought miles today. Since just before sun rise we have changed from the big Code 3 mast head reacher to the fractional Solent jib, J1 mast head jib, Code 3, J1, Code 0, Code 3 then finally the big A2 spinnaker that I worked on yesterday. This under again blazing foot burning sun and boughts of python sail wresting that I have recounted in previous posts.
Its easy to say, we changed from X to Y sail, but remember that first one needs to furl the old sail, prep to drop it, flake it on the deck, take the sheets and halyards off and secure them to the new sail, hoist the new sail, tighten it, unfurl it and then sheet it on. Hundreds of kilos of sails up and down, hundreds of turns of the winch handles and all done as fast as possible to avoid losing more miles to our competition. Not exactly progress by blood, sweat and tears but certainly our work can be measured by litres of sweat and thousands of calories expended in the aim of reliable forward speed.
Why so much work? We are sailing in the winds that circle a ridge of high pressure to our west and another bubble to our east. We caught in a war between the two systems as they roll the wind backwards and forwards between them and in addition we have strong local effects like dark rain clouds that can turn the wind back on itself in an instant.
The good news is that with all of this maneuvering Nandor and I are getting faster and more fluid as a team. Unlike the other teams we are racing against we had very limited time to prepare ourselves and the boat and as such each sail change was debated, planned and then executed step by step so we didn't make any mistakes. Now with three weeks of sailing together we understand our roles, our bodies know the drill and we can bang out change after change with less hesitation or mistakes. This significant progress makes me optimistic for the rest of the race. All we need to do is crawl our way past this ridge and we'll be hot on the pursuit of One Ocean One Planet just ahead.
Conrad Colman

Email from the boat ( -23.9475,-29.3792 ) top ↑

JAN 23, 2015 - 16:24 (GMT +1)
"Today we took off our sticky sailing gear and put on scientific lab coats, figuratively speaking of course! The BWR fleet were loaded with measurement bouys just before the start of the race and charged with dropping them in the water at a point in the ocean that are difficutl to access by normal means. This is more the case for the boats further south than for us, as we are still in relatively travelled waters although we have not seen a ship or any other sign of life for over a week.
The Argos was dropped off at 23 Degrees 59.191 S 29 Degrees 23.750 West @ 13:37 UTC.
All tests were positive and it appeared to be working as it should be.
The bouy will plunge to over 2000 meters in depth, taking water samples to test for temperature, salinity and other indicators that will be fed into the meteorological models for short term forecasting and modelling the changes in the global climate. Every two days or so for the next two years, this instrument will yoyo through the water table, transmitting data when it touches the surface.
As sailors we are naturally hugely affected by the changes in the weather so it feels great to be able to contribute to its greater understanding during our race.
Otherwise, conditions are as you can see in the photo. Clear blue skies, pure royal blue sea and not much wind! We gybed recently in order to head a little SE to avoid the ridge from the South Atlantic high that is extending a tongue out towards us. We are forced to sail a few more miles than our previous routings had indicated but we should keep wind the whole time and make a faster, relatively speaking, transition to the south. Fingers crossed for us please, we are melting!"

Email from the boat ( -28.2187,-29.7438 ) top ↑

JAN 25, 2015 - 12:02 (GMT +1)
"Wow, otro día duro en la oficina. No lo podéis ver en el tracker porque solo se actualiza unas cuantas veces al día pero hoy hemos dejado un estela serpenteante, un desastre, en el océano tratando de conseguir bajar al sur y salir de esta cresta. Tuvimos un pasaje bastante tranquilo de los doldrums en el ecuador, sin lluvia ni chubascos, pero ahora pagamos por ello. Siempre tenemos, por lo menos, tres grandes nubes de chubascos cumulonimbos a nuestro alrededor que hacen que el viento role al este o al oeste e incluso a veces lo succionan y se lo llevan. Estas nubes son una pesadilla para la mente del navegante porque su formación es completamente aleatoria. No puedes predecir su formación, sería como aposta sobre las burbujas que saldrán del agua hirviendo. La comparación es apta porque estas nubes enormes se pueden formar en un abrir y cerrar de ojos canalizando todo el calor acumulado desde el océano y la atmósfera que se ha producido en estos días de encalmadas. Primero funcionan como una aspiradora succionando el aire que les rodea, después, rápidamente, lo vomitan con toda su fuerza y esta energía va hacia la superficie del mar y hace que el viento role hacia el lado opuesto. La única ventaja de esta fase es que hemos topado con una gran ducha y hemos podido limpiarnos la suciedad y la frustración pegajosa de los anteriores días calurosos. Existen tácticas para lidiar con estas nubes en sus diferentes estadios de desarrollo pero cuando tienes unas cuantas de ellas rondando sobre ti como si de los tres jinetes del apocalipsis se tratara, es imposible tener un plan que te lleve a la salvación. Así que nuestra manera de superar esta situación se torno en nuestra contra al ir hacia el Este y encontrar con una nueva nube que nos obligó a volver hacia el Oeste. Después de innumerables cambios de vela parece que ya ha pasado lo peor y que esta noche encontraremos vientos más estables que nos llevarán a un lugar más seguro".

Email from the boat ( -30.8646,-28.7046 ) top ↑

JAN 26, 2015 - 14:56 (GMT +1)
"Hoy fue un día más agradable: el tiempo era perfecto y hemos avanzado como se supone que un barco de regatas debe avanzar, con velocidades entre 14 y 19 nudos hasta el amanecer, cuando nos encontramos enfrente de otro frente. Estábamos avanzando realmente bien pero al final era demasiado para el barco y también para Conrad, que estaba dentro. Asomó su soñolienta cabeza: '¿Ponemos rizos?'
Nuestra felicidad con el A2 no duró demasiado. El viento había rolado y volvíamos a utilizar el Código 0. La primera mitad de la noche fue todo luchar en un mismo sitio, y Conrad fue la víctima. Hay un frente lleno de chubascos enganchado a cada role del viento, por donde no es nada fácil pasar. Aunque sabemos que hay viento detrás de ellos, no podemos pasar para alcanzarlo. El efecto de uno o más frentes alrededor nos hace pararnos cada vez, y sólo podemos continuar después de pagar el peaje, y la moneda es el tiempo.
Pagamos y nos abrimos paso desde la zona de viento ligero, desde la zona de viento ligero del Norte a la de viento del Este - eso pensábamos... pero tras el frente, en vez de lo que esperábamos, había un viento noroeste de entre 17 y 20 nudos. El barco aceleró como si alguien pisara el pedal a fondo. Casi no podíamos creerlo, íbamos entre 14 y 19 nudos hasta el amanecer cuando nos encontramos de nuevo delante de otro frente. Todo estaba negro, con chubascos por doquier. Tras unos minutos, 18 nudos otra vez. Esta vez las nubes no nos pararon y entramos en el viento del Este, que era más fuerte de lo previsto pero ligero para las velas que llevábamos. Hemos izado el J1 y hemos estado navegando así durante horas, entre 13 y 15 nudos. El sol brilla y las únicas nubes que vemos son cirros. Todo parece estable a nuestro alrededor.
Unas cuantas frases acerca de la ruta del Spirit of Hungary:
No hemos tenido la oportunidad de establecer la carta polar ni la carta de velas de nuestro barco a tiempo antes de la regata, porque para hacerlo se necesita navegar sistemáticamente durante más meses, una enorme cantidad de datos, experiencia con el barco, buscar velas de tamaño y forma óptimas y meterlas en el programa.
Como Conrad tiene experiencia con el programa Adrena Pro -que ofrece más o menos servicios similares a mi programa anterior pero está más especializado en barcos como el Spirit of Hungary-, parecía que tenía sentido instalar este programa en el ordenaor de mi barco. Estamos mejorando continuamente la base de datos con los parámetros de nuestro barco, su rendimiento y sus velas.
Así que, desde hoy, puedo decir que podemos navegar de una manera tan precisa como los demás de la flota. En la salida esto todavía no estaba hecho, así que cometimos algunos errores en nuestra elección de velas, porque el programa de ruteo sugerá velas que no teníamos. Pero ahora sólo hace cálculos con lo que llevamos a bordo. Para adiestrar al programa para nuestro barco por completo, necesitamos probar muchas combinaciones de velas, y hacer muchas maniobras en varias condiciones de viento y tiempo. La ventaja de usar estos programas es indescriptible.
A las 20:30 GMT, el viento ha bajado, pero podemos avanzar sense parar, ¡es sensacional! Esperamos que siga así durante los próximos días".

Email from the boat ( -36.1747,-24.6229 ) top ↑

JAN 27, 2015 - 13:10 (GMT +1)
"Habíamos escapado de la zona de calmas donde nos habíamos quedado atrapados unos días y empezábamos a salivar con las previsiones meteorológicas que nos anunciaban 20 nudos para el martes, pero las cosas se han torcido un poco. Como las condiciones iban a ser un poco más fuertes, decidimos hacer algunas reparaciones para atacar la nueva parte del viaje. Me había dado cuenta de que había algunas zonas deterioradas en la vela mayor, así que me preparé para poner unos parches de Dr. Sail. La operación no nos debía quitar más de diez minutos.
Hemos estado más tiempo del previsto porque había más zonas deterioradas. A continuación hemos subido la mayor, sudando pero contentos de nuestro trabajo. Justo después de la maniobra, hemos visto que la mayor no subía hasta el tope del mástil. La hemos bajado y vuelto a subir, y ha vuelto a bajar. Con los prismáticos (sí, sí, ¡el palo es realmente alto!) hemos podido constatar que la driza había seccionado el tubo del mástil.
Nuestro mástil, de carbono, es muy resistente. ¡Pero la driza es aún más fuerte! La driza ha salido de la polea y, bajo tensión, ha seccionado 30 centímetros del tubo del mástil antes de bloquearse. De esta forma no podíamos ni izar ni bajar la vela y, con las condiciones de los próximos días, hubiese sido como no poder levantar el pie del acelerador cuando te aproximas a una curva. Así que he izado a Nandor a lo alto del mástil para que pudiera cortar la driza para desbloquearla. Lo ha conseguido después de algunos intentos -durante la acción yo he aprendido algunas palabras nuevas en húngaro-. Luego me ha enviado la parte seccionada a cubierta y la he reparado. Ahora tenemos la driza por la parte exterior del mástil y pasada por una nueva polea.
Eso sí, no podemos izar la mayor hasta el tope, así que vamos a sufrir con vientos ligeros. Es bastante frustrante, no mejoramos desde el inicio de la regata. A pesar de ello, estamos contentos porque hemos sido eficaces, hemos encontrado una solución rápida y hemos evitado tener que abandonar. Nuestro dúo ha funcionado bien. Vamos a seguir batallando... Tengo ganas de llegar a la parte en que todo vaya bien, ¡espero que llegue pronto!".
Conrad Colman

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015 ( -50.4674,-154.8093 ) top ↑

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015 ( -51.1746,-156.4257 ) top ↑

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015 ( -49.8613,-156.7540 ) top ↑

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015 ( -48.1312,-155.9711 ) top ↑

Spirit of Hungary - MAR 5, 2015

Email from the boat ( -38.6229,-16.0294 ) top ↑

JAN 29, 2015 - 07:01 (GMT +1)
"Cuatro meses en el mar y al final conseguimos aquello por lo que hemos venido: viento fuerte, velocidades de más de 15 nudos y viento por encima de los 30. Me siento como en casa, sobretodo después de alcanzar la latitud de mi lugar de nacimiento, y estoy emocionado, ahora podemos empujar el barco en condiciones que compensan nuestros esfuerzos.
Después de muchos pequeños problemas, particularmente el reciente problema con la driza, veía como nuestra moral se hundía al igual que nuestro ranquin en la regata. Sin embargo, hemos cambiado las cosas buscando una solución para izar la mayor para ganar, otra vez, casi su total envergadura para vientos flojos y mientras tanto no perder más millas con vientos fuertes porque deberíamos haber reducido vela de todos modos. Los barcos de regata son animales delicados pero resolver los problemas para seguir en el juego, y ganar millas a los barcos de delante, nos hace sentir una vez más como los amos de nuestra situación y no simples pasajeros con la rueda saliendo.
Así que ahora, tras cuatro semanas de regata, tenemos la confianza, experiencia y condiciones para liberar al Spirit of Hungary de sus cadenas y dejarle correr un poco. El resultado es impresionante, con capas profundas de espuma y agua en spray barriendo la cubierta enviando cortinas de agua cayendo sobre la cabina. Así como nos zambullimos en una ola todo se vuelve oscuro en el interior porque las ventanas quedan cubiertas por agua espumosa. Esta agua en spray también tiene su efecto. Así como salí a la cubierta de proa para comprobar cosas y tomar algunas fotos, ¡me golpeó los pies y me mando a volar! ¡Esto no es el baño de espuma de la abuela!
Las condiciones fuertes han traído a la palestra nuevas habilidades, somos como los castores. El pueblo inuit tiene más de cincuenta nombres para los diferentes tipos de textura de nieve, pues nosotros podemos distinguir entre las acometidas del agua sobre el barco, los golpes de spray en cubierta y la cascada de agua en cabina. ¿Pero, por qué un castor? Científicos del comportamiento animal, siguieron a una familia de castores harapientos jugando con agua goteante junto a un dique de castores y vieron como los animales renunciaban a dormir o comer con tal de localizar la fuga y arreglar su casa que debería estar, por supuesto, ¡en perfecto estado!
Así pues, me desperté de un profundo sueño por un delicado sonido de agua golpeando que era casi inaudible entre las cacofonías de los golpes y topetazos que serán nuestros compañeros, día a día, mientras naveguemos en el Sur. Por lo visto, la presión del agua en cubierta hizo que esta se desplazase en un pequeño canal hacia el pie del mástil y cerca de la quilla. Como los castores, corrí hacia allí con el cubo y la esponja hasta que encontré la fuente y paramos la filtración. ¡Por esto soy como un castor impaciente!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -42.6907,-1.5485 ) top ↑

JAN 31, 2015 - 13:28 (GMT +1)
"Un regatista oceánico siempre tiene herramientas en la mano, y eso es lo que separa a mi tribu de los navegantes de día como los de la America's Cup, pero nuestra tarea se hace más complicada por el hecho de que este es un trayecto de rodaje para un barco nuevo. Tan pronto como nos felicitábamos por haber encontrado la solución para nuestro palo mordido, una pequeña fuga que mencioné en un email anterior ha organizado un buen lío con nuestra electrónica.
El Spirit of Hungary nunca ha estado en condiciones tan fuertes antes de la salida, así que no habíamos podido probar todos los posibles escenarios antes de salir. Resulta que un poco de agua consiguió entrar en un cable eléctrico y gotear en las placas de circuitos que controlan el mecanismo de la quilla. En este tipo de barcos tenemos un enorme cilindro hidráulico que empuja las cuatro toneladas del sable y el bulbo de la quilla en un arco de 80 grados para hacer el barco más estable contra la fuerza del viento. Este cilindro es activado por un potente motor eléctrico que balancea la quilla de un lado a otro, al trasluchar por ejemplo, en sólo unos segundos.
Con los olores y la cortina de humo que emanan de la caja de control, ¡tuvimos que encontrar otra solución! Nandor sugirió por un momento parar en Ciudad del Cabo para instalar otro ordenador de mando, o podríamos bombear la quilla manualmente de lado a lado durante el resto de la regata. Sin embargo, dadas las altas presiones que implica y el diminuto tamaño de la bomba de mano, ¡sería como vaciar el océano con un cuentagotas! Yo sugerí recablear el circuito para recobrar el control manual de la bomba eléctrica y con las instrucciones de nuestro técnico en Hungría (Koszi Peter) nos pusimos de nuevo a pelar cables con navajas e inventamos una nueva solución. Ahora, con una mano atornillando válvulas y con la otra en el interruptor de la bomba hidráulica deberíamos ser capaces de bajar la quilla a la posición central y bombearla de nuevo al otro lado cuando necesitemos virar o trasluchar.
Lejos de desanimarme por nuestro taller flotante, me siento envalentonado y fortalecido por nuestra capacidad diaria de convertir malos pases en goles [bolas curvas en home runs en el original inglés]. Físicamente me siento genial y totalmente capaz de controlar una máquina tan impresionante. Desde el punto de vista de la experiencia estoy mucho más relajado al enfrentarme a condiciones que la última vez que estuve aquí me hubieran hecho correr a cubierto. Cuando me duermo, sueño con volver aquí en solitario dentro de dos años para la Vendée Globe, seguro de que tengo la experiencia para afrontar cualquier situación con mucha más confianza que antes.
Por eso debo agradecer a Nandor por darme esta oportunidad de volver al salvaje y maravilloso Sur para probarme a mí mismo, y con suerte a los patrocinadores, que puedo prosperar en esto.
Casi olvidamos, en medio de nuestro momento de "grasa hasta los codos", el hecho de que tanto Nandor como yo hemos establecido un nuevo récord personal de millas recorridas en 24 horas. Con Sam Goodchild previamente lo establecí en 360 millas náuticas no muy lejos de aquí en la Global Ocean Race y justo ahora hemos cubierto 374 millas. Teniendo en cuenta que este tiempo hemos estado trabajando en el barco más que apretando con atención, nos sentimos seguros de que mejoraremos esta singladura antes de que termine la regata".

Email from the boat ( -43.8841,10.7828 ) top ↑

FEB 1, 2015 - 08:21 (GMT +1)
"Estamos volando hacia el Este ahora, ¡empatados con el Neutrogena como el barco más rápido de la flota en un momento del día! Es fantástico tener condiciones fuertes de través donde el Spirit of Hungary puede recogerse las faldas y correr de verdad.
Pasamos por una pequeña zona de transición anoche con vientos más ligeros y trasluchamos con el cambio del viento de sur a noreste. Como nos persigue una gran depresión típica del Sur con un serio montón de viento, medimos cuidadosamente los cambios de velas durante la noche mientras el viento subía para que no nos pillara con demasiada vela izada. Por eso hemos pasado de nuestro gennaker más grande de través al fraccional y al solent y ahora a la trinqueta. Ésta es la última parada antes del tormentín pero las rachas son de sólo 36 nudos, así que de momento deberíamos estar a salvo.
La noche fue una hermosa calma antes de la tormenta con una luna potente y un cielo claro con sólo unos ligeros cirros prefrontales. Estos son nubes de altas latitudes formadas por cristales de hielo en vez de gotas de agua como todas las demás nubes, y son bonitos y delicados pero anuncian condiciones más duras. Ahora nos hemos abierto camino a golpes hacia el Este con un cielo azul y brillante y unos 30 nudos de viento constantes, las duras olas azules destacadas en plata por el brillo del sol y rotas en espuma blanca por el viento racheado. En definitiva, un gran día en el agua y un refrescante cambio respecto a la paleta de grises que domina estas latitudes".

Email from the boat ( -43.5929,12.9554 ) top ↑

FEB 2, 2015 - 12:21 (GMT +1)
"Que me esté quejando sobre el agua dentro del barco puede parecer extraño, dado que estamos rodeados de ella, ¡pero ahora es personal! Gracias a nuestro genial equipo para aguantar este clima húmedo que incluye juntas de goma en el cuello y en las muñecas y polainas en las botas podemos mantenernos secos en cubierta bajo las peores condiciones. Sin embargo, hemos pasado unos cuantos días grises sin sol, con niebla espesa y asfixiante que ha reducido nuestra visibilidad a menos de media milla y lo ha llenado todo de depósitos de humedad, incluso dentro del barco.
Tenemos generadores pequeños que nos permiten desviar el agua hacia la parte trasera del barco y conseguir así la electricidad necesaria para los pilotos automáticos, las luces y el ordenador de navegación y hasta ahora sólo hemos puesto en marcha el motor durante un par de horas en todo el mes. Además, nuestras millas por litro han sido excelentes con 8.000 millas con menos de 10 litros. Sin embargo, independientemente de nuestras necesidades energéticas, hoy vamos a encender el motor porque Nandor no tiene más calcetines secos, ¡así que ¡necesitamos producir algo de calor para combatir esta situación crítica!
Por favor, esta noche enviadnos pensamientos secos y cálidos desde delante da vuestras chimeneas".
Conrad Colman

Spirit of Hungary - JAN 31, 2015 ( -41.6618,-5.2170 ) top ↑

Spirit of Hungary - JAN 31, 2015

Email from the boat ( -43.3821,25.5038 ) top ↑

FEB 3, 2015 - 18:30 (GMT +1)
"¡Adiós al Atlántico, entrando en el Índico!
Aunque pasamos más de 500 millas al sur de la punta de África es una gran sensación entrar a un nuevo océano y olvidarse del Atlántico hasta que tengamos que afrontar el empujón de vuelta a casa después de Cabo de Hornos. Ha sido un largo esfuerzo: de las calmas del mar de Alborán, a navegar en los alisios sin la vela buena, a las calmas del Atlántico Sur. La suerte no ha estado de nuestro lado hasta ahora así que espero que nos ganemos el favor de la nueva maestra india. Nuestros pensamientos están con el Neutrogena y el Cheminées Poujoulat, ¡que en estos momentos están siendo golpeados, con grandes olas y vientos de 50 nudos por los restos de dos ciclones tropicales! ¡Frente a eso parece nimio decir de nuevo que nos vendría bien un poquito más de viento!
En estos momentos estamos ciñendo contra un sureste al límite de una cuña anticiclónica que se extiende al sur desde Ciudad del Cabo ¡y la previsión es de una lucha contra el viento durante lo que queda de semana! Qué bien... Estas no son as condiciones para las que se diseñaron estos barcos y por lo tanto sus bases planas como tablas de surf golpean y resuenan horriblemente a cada ola, lo que nos pone de los nervios y hace que el viaje sea bastante incómodo.
En estas condiciones estamos perjudicados por nuestra vela mayor porque el viento es demasiado inestable para tentar al destino manteniéndola en la driza al tope del palo así que siempre navegamos con un rizo para que la vela pueda asentarse en el enganche mecánico, que es más fuerte.
Sin embargo, ayer nos beneficiamos de las condiciones más calmadas para subir al palo a refinr la instalación de nuestra driza de mayor de fortuna amarrando aros de guía en cada cruceta para prevenir rozamientos. Mientras estaba arriba encontré algun que otro roce en las varillas que soportan el mástil y me preparé para una sesión de acrobacias aéreas para enrollar esas secciones con con fibra cuber antiabrasión que evitará más problemas. Para una solución más definitiva tendré que subir de nuevo con tubos de epoxy y carbono, ¡así que me espera diversión en el futuro próximo! Mientras estaba allí arriba tenía una vista buenísima del albatros de nuestro agradable vecindario, sólo que esta vez miraba al rey de los mares desde arriba. Una experiencia muy especial.
¡Esperemos que el Cabo de Buena Esperanza (¡bautizado así con optimismo!) nos traiga un poquito de suerte para lo próximo, crucemos los dedos!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -41.8800,35.2272 ) top ↑

FEB 5, 2015 - 20:16 (GMT +1)
"Posición: ¡Perdidos en la gran expansión de un día gris en el océano!
Condiciones: grises.
Viento: de proa.
Pronóstico: más viento en contra.
Espíritu: no optimista.
Hoy es uno de esos días en los que te encuentras rodeado por un sinfín de combinaciones de gris húmedo y blanco triste, y no, sin mujeres, ¡éstas no son las 50 Sombras de Grey por las que merece la pena emocionarse!
Actualmente estamos haciendo nuestro camino a través de un mar lleno de baches con un viento constantemente incierto, lo cual es casi tan emocionante como ir por un camino de carro tirado por una mula coja. El Spirit of Hungary está disfrutando las condiciones casi tanto como nosotros, golpeando en cada ola y escorando en cada racha. Tuvimos un momento de emoción cuando un gran golpe hizo virar el barco inesperadamente. Con la quilla y el lastre y todo el material estibado en el interior, a un lado, para mejorar nuestras maniobras, el barco se revolcaba como borracho con las velas empujando havia el lado equivocado y escorado de manera espectacular. Solté las velas y puse el otro estay para asegurar el mástil y, finalmente, nos metimos en nuestro camino de nuevo, pero me di cuenta de que la información del viento estaba alocada. El golpeteo lanzó un conjunto de instrumentos de viento fuera del mástil, dejándonos con tan sólo uno de seguridad ¡para el resto de la vuelta al mundo!
Entre Nandor y yo, uno siempre esta regulando la potencia en el barco con una mano lista en el timón, pero esto permite al otro recuperar el sueño o los placeres domésticos. Tomé un baño de esponja en el relativo calor del día y estoy leyendo la historia de cruzar entre las islas del coral en el Océano Pacífico de Robert Louis Stevenson. ¡Mi reino por un coco!
En el Océano Índico, menos tropical, estamos acompañados a veces por tres o cuatro albatros errantes y varios petreles de cola corta australianos que forman una hermosa silueta en negro sobre las nubes grises. Los albatros a veces vienen y vuelan en formación baja con nosotros, a pocos metros de la parte trasera del barco, y parecen estar inspeccionando estas divertidas criaturas vestidas de rojo y amarillo fluorescente. El padre probablemente piensa que podría alimentar a Edmond y al huevo y a la cría Harry durante meses ¡si pudiera hacerse con uno de nosotros! A primera vista parecen gaviotas grandes pero están muy bien diseñados para hacer planeos de larga distancia y tienen un perfil majestuoso pasando la punta de una ala a escasos centímetros de una ola mientras se planean sin esfuerzo sobre el mar furioso. Puedo mirar a nuestro escuadrón privado durante horas y apreciar su compañía en estas regiones apartadas del mundo".
Conrad Colman

Email from the boat ( -45.8909,48.9095 ) top ↑

FEB 8, 2015 - 19:03 (GMT +1)
"Ayer las condiciones me permitieron estar más rato al timón, así que dejé a Conrad dormir más tiempo. Le sentó tan bien, que estuvo fuera toda la noche y me dejó dormir más rato también. Desde la salida hemos manejado los turnos con bastante flexibilidad, sin ceñirnos a las cuatro horas. Decidimos seguir un ritmo de cuatro horas, pero también nos despertamos el uno al otro cuando lo necesitamos y dejamos descansar al otro cuando es posible. Esto nos está funcionando bien tanto física como mentalmente.
Hoy las condiciones parecen mucho mejores. El viento roló y ahora podemos navegar de una trasluchada en la dirección correcta. Desde que empezó mi guardia, ha rolado aún más al Norte y ha subido a 20 nudos. Vamos rápido. Visibilidad: 100 metros. Miramos el radar todo el día, aunque sepamos que no puede haber barcos o icebergs a proa. Cuando vas volando a ciegas, es mejor así. Se supone que el viento es constante, pero en realidad varía entre los 14 y los 17 nudos, y tenemos que cambiar las velas a menudo (J1 o J2). Un cambio conlleva unos 10-12 minutos de desporte activo, ya somos buenos en ello. Hay enormes fuerzas en todo, a veces me asusta romper la driza - lo que sería un gran problema_, aunque tiene 2,5 toneladas de resistencia a la tensión. Incluso con todas estas preocupaciones, estas condiciones son como el cielo para nosotros, comparadas con la semana pasada. Navegamos de través con 10-16 nudos de velocidad en la buena dirección.
Excepto la silueta de una isla, no hemos visto tierra en cuatro semanas desde Gibraltar. Si todo va bien, el Cabo de Hornos será la próxima roca que nos gustaría ver de cerca. Por la mañana pasamos algunas líneas amarillas en el agua, probablemente algún tipo de alga.
Estamos a unas 80 millas náuticas del grupo más grande de icebergs. Aquí la temperatura es de 10ºC. Allí abajo debe ser de 9ºC. La última vez que estuve aquí, la zona de hielos estaba más al sur, donde la temperatura del agua era de 4ºC. Nos estamos calentando, eso está claro.
Todo va bien, estamos avanzando, ¡y nos sentimos bien! Como dicen, lo que no te mata te hace más fuerte. Nos hacemos más fuertes con cada situación difícil. En los próximos cinco días vamos a tener vientos útiles y avanzaremos bien".
Nandor Fa

Email from the boat ( -47.4260,45.9819 ) top ↑

FEB 8, 2015 - 16:35 (GMT +1)
"Podríamos estar perfectamente en "El Show de Truman", la película de Jim Carrey donde vive en una comunidad artificial bajo una burbuja de plástico que él desconoce que es irreal. Actualmente tenemos visibilidad casi cero ya que el viento ha rolado a norte, trayendo aire relativamente cálido y húmedo corriendo sobre el océano, más frío, lo cual ha creado una espesa niebla en la que hemos estado nadando durante dos días. Dado que desde que dejamos Europa sólo hemos llegado a vislumbrar el aislado santuario de pájaros de la isla de Gough (si no sabes dónde es, clica aquí), ¿podría ser que hayamos estado navegando en una versión gigante de esas piscinas sin fin que los triatletas ponen en sus salas de estar? Medimos nuestro progreso con puntos en una pantalla y no veremos tierra de nuevo hasta que viremos el Cabo de Hornos dentro de unas semanas. Digo esto sólo porque el cargador del iPad se ha roto, dejándonos sin libros, y sólo podemos dar vueltas en círculo con nuestros propios pensamientos. Daría para un interesante experimento social... ¡Pon a dos personas en una caja durante meses y ve retirando lentamente los estímulos externos y observa qué pasa! Claramente he perdido mi vocación de científico social/ genio malvado!
Aparte de la mortífera niebla húmeda y los extraños pensamientos que inspira, la vida es genial. Tuvimos un momento un poco tenso anoche mientras esperábamos ansiosamente que el viento siguiera la previsión y rolara a norte para levantarnos lejos de la zona de exclusión de hielos. Habíamos virado más pronto y estábamos sacando rédito de nuestro progreso ganado con esfuerzo hacia el norte a un ritmo alarmante, con el viento empujándonos constantemente hacia la zona prohibida. Como si se tratara de un giro de último minuto digno de una película de acción, el viento roló y fuimos de nuevo libres para seguir rumbo al Este. Ahora estamos navegando bien de través con nuestro foque más grande y un rizo en la mayor (todavía perjudicados por nuestros problemas de driza) y cambiaremos a nuestras velas grandes para correr en los próximos días conforme el viento role a oeste. Nuestros espíritus se han levantado ahora que apuntamos a la dirección correcta y ha parado el horrible estruendo de nuestra semana de navegación en ceñida. Ahora las cosas empiezan a parecerse a las condiciones por las que nos apuntamos. Saludos a todos en casa y que acaben bien el fin de semana :)"
Conrad Colman

Email from the boat ( -41.7911,59.0269 ) top ↑

FEB 10, 2015 - 8:25 (GMT +1)
"After the publication of Around the World in Eighty Days, Jules Verne's yardstick has captured the minds of all circumnavigators. In the 1990s Kiwi Peter Blake faced off again Frenchman Bruno Peyron to be the first to crack this barrier in the pursuit of the aptly named Jules Verne Trophy. Peyron was the first to go under 80 days but I remember with great excitement when the Kiwi team bettered their time on the huge ENZA catamaran. The boat was sponsored by the Apple and Pear trade board in NZ and ENZA was their catchy slogan for Eat New Zealand Apples!
Its incredible that a fully crewed 100 foot long catamaran was required to duck under 80 days and Francois Gabart and Armel LeCleach did the same time twenty years later while solo on much smaller monohulls. Such is the march of progress! Now, 40 days since starting off Mr Fogg and his trusty companion Passepartout would probably be on a boat between Hong Kong and Yokohama, if I remember the chronology of the book correctly, whereas we are still surrounded by fog in the Indian Ocean. Still with 16,000 miles to go I am thankful that I didn't take Mr Fogg's wager but then conditions have not been kind to us.
The sun made an all so brief appearance today and Nandor and I rushed to put our sodden bedding outside to dry a little. With our ever present fog our clothes and beds are wet through. We did a fast sail change last night to put up our small reaching sail and I was so wet from sweat and the fog that I felt like I had been swimming fully dressed. However, after drying our clothes on the engine for a few hours and a few rays of sun this morning things are much more comfortable. The swirling fog reminds us of Scotland and to complete the illusion we finished our 50 ml bottle of Laphroaig Scotch that was a gift from Isla at OSM just before the start! Greatly appreciated, cheers Isla!
Regarding the weather, we have a few days of pleasant sailing ahead with 10 to 15 knots of running forecast. One Ocean One Planet has been yoyoing ahead of us, taking back and giving up miles every day but still remaining just out of reach. Sadly they'll extend their lead in the coming days because they will be in stronger reaching conditions while we are running in the light. Still, its great to have another boat in approximately the same part of the ocean as a reference because the leaders have warp speed engaged and are just GONE!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -43.2849,58.0121 ) top ↑

FEB 10, 2015 - 8:29 (GMT +1)
"We had a very useful, and let's say nice day today. We almost saw the sun, but it didn't come out completely. We have been progressing in upwind for only less than one day and our mood has already changed. I saw C smile! And he was content with the sail-choice too, despite that the sail-chart said a different one.
Every element of micro-electronics is dead on board. Only the very simple things work, like the USB. Those of more refined sensors were assassinated by the salt steam - such as my mp3 player, and the charger of the iPad. Now merely my fantasy is left for entertainment, which works well, it is charged.
We're sailing with 'gift wind'. For this area, they forecasted 10-12 knots of wind from 315 - 320°, which is perfect, but from this depth we can't go fast, not even with the biggest sails. The whole mainsail is 160 m2 and the A3 is around 300 m2, but we have 18 - 20 knots as a gift, in which we can still keep the light-wind sails, and our speed is 12-13 kts instead of 9. Juhuuu!Fortunately the waves have calmed with the wind too, and have a steady system coming from the right direction. We can run steadily, there are no random stops which would put an extra burden on the halyard. This rope can bear 3 tonnes, but when we winch the sails we can feel huge forces are working in it.It's one of those nice moments when we are leading against the routing with 18 SM. This is the result of our gennaker run, I hope we can maintain our lead tomorrow too!"
Nandor Fa

Email from the boat ( -44.2001,64.2869 ) top ↑

FEB 11, 2015 - 10:48 (GMT +1)
"Temprano por la mañana chocamos con un OFNI [Objeto Flotante No Identificado]. No sabemos de qué se trataba. Era grande y negro, algo duro, no una ballena. Podría haber sido un gran árbol, un pedazo de madera o algo así. Los tornillos del fusible de la pala de timón de babor saltaron y, desafortunadamente, la barra de unión se rompió y tuvimos que repararla y laminarla para que el timón volviera a funcionar.
También tuvimos que trabajar en los sables que rozaban con la jarcia firme y ponerles cierta protección. Arreglamos también el Fleet, ya que había un poco de agua de mar en la pieza de conexión. Es por eso que no funcionó durante dos días. Lo limpiamos y pusimos un sellador.
Afortunadamente tuvimos un buen día. Los días parecen más largos cuando tienes algo de sol. Fue agradable y cálido. El agua del mar está 17ºC y el aire a 22º, como en verano. Los vientos son muy ligeros y del oeste. Navegamos con portantes con la mayor a tope y el A2, el gran gennaker, que tiene 600 m2. Nuestra progresión es algo lenta ya que sólo estamos haciendo 10 nudos. Mañana nos esperan vientos más fuertes del NW."
Nandor Fa

Email from the boat ( -42.4908,68.3763 ) top ↑

FEB 11, 2015 - 22:35 (GMT +1)
"Es genial tener viento de verdad con el que jugar hoy. Como recompensa por nuestros esfuerzos de ayer, podemos conducir el barco rápido como si lo hubiésemos robado. Bueno, realmente no, porque el barco es de Nandor y él sigue a bordo, ¡pero ya me entendéis! Durante demasiado tiempo hemos estado sudando tinta para avanzar mientras nuestros compañeros de juego se han escapado sin despeinarse por el horizonte pero durante los próximos días tendremos buen viento para hacer buenas millas hacia el Este. Pasé unas buenas horas a la caña entre olas crecientes, surfeando a más de 20 nudos de velocidad de barco. Condiciones de ensueño en un barco como este, y ciertamente, lo que soñaba en 2009 cuando surfeaba en mi diminuto Mini 6.50 cuando hice mi primera regata transatlántica en solitario.
Las opciones de routing son muy simples. Ir al Este. Estamos apurando la Zona de Exclusión Atlántica al Sur y tenemos una zona de altas presión policéntrica al Norte. Esto no da mucho juego táctico, sólo la velocidad de barco tendrá recompensa. Incluso con el frío y la humedad que hemos sufrido en varios momentos, estamos deseando que lleguen las fuertes depresiones que vienen retumbando en el auténtico Gran Sur a nuestro sur. ¡La última vez que Nandor estuvo aquí los océanos estaban más fríos, los icebergs estaban más al sur y nadie sabía dónde estaban! Por lo tanto, él estaba más de 600 millas al sur y disfrutó del auténtico derbi del Gran Sur. Ahora, con el calentamiento de los océanos y más campos de icebergs, y una menor tolerancia al riesgo tanto por parte de los competidores como de los comités de regata, sólo estamos rozando estas depresiones más fuertes y a menudo nos quedamos con condiciones muy suaves en una parte del mundo que se presupone rebelde y extrema. Como dije en mi blog sobre el catamarán ENZA frente a los modernos IMOCA 60... ¡así es el progreso!"
Conrad Colman

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015 ( -44.3730,80.4796 ) top ↑

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015 ( -45.4343,79.3026 ) top ↑

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015 ( -45.9939,77.2765 ) top ↑

Spirit of Hungary - FEB 13, 2015

Email from the boat ( -45.7604,94.7842 ) top ↑

FEB 14, 2015 - 20:55 (GMT +1)
"¡Feliz día de San Valentín, amantes del mundo! Me he perdido navidades, cumpleaños, bodas y muchos otros días especiales persiguiendo navegar alrededor del mundo. Hay pocos trabajos, aparte de militar, astronauta y minero en Siberia, donde uno está tan lejos de los ritmos normales y tan lejos de casa y de los seres queridos como lo estamos nosotros ahora. Se me recuerda constantemente lo especial que es estar aquí y a mí realmente me encanta, excepto por el frío en los pies. Pero sólo por hoy hubiera sido maravilloso pasar una mañana relajada y hacer tostadas con forma de corazón y café de verdad.
Las últimas 12 horas o así hemos vuelto a las velocidades de vértigo que nos hicieron ser los más rápidos de la flota ayer. El viento se calmó y roló anoche y trasluchamos temprano con el nuevo viento del sur. Además, ahora hace más frío con los vientos frescos de los icebergs rotos que están justo a nuestro sur ahora. ¡Hemos vuelto a sacar los guantes de esquí y los gorros de lana, porque ha vuelto el invierno!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -44.2857,105.8692 ) top ↑

FEB 17, 2015 - 13:56 (GMT +1)
"He estado toda la mañana a la caña, intentando mantener el barco en el ángulo correcto respecto al viento, que es 145-150º. Este es el ángulo en el que el barco es más estable, no orza ni cae. El viento es de entre 35 y 45 nudos cuando es bueno, lo cual no es muy llevadero.
No es buena idea frenar el barco porque por un lado no avanzaríamos, y por otro, esto es mucho más seguro. Si vamos lentos somos mucho más vulnerables a las olas. A ellas les da igual la belleza del barco, lo golpean por donde pueden. El único modo seguro es correr. En nuestro caso, esto varía entre 15 y 24 nudos, con dos rizos en la mayor, y el foque. Así que lo mantengo de través abierto lo más que puedo, pero las olas quieren hacernos girar muy agresivamente. Cuanto mas rápidos somos, menos chocamos contra las olas frente a nosotros. Aun de este modo, a veces lo hacemos, lo cual frena el barco, y las olas inundan la cubierta, y el agua fluye por todas partes. Mientras tanto, el barco se sacude tan agresivamente que siempre necesitamos agarrarnos a algo. Si no, sales volando hasta que algo te para.
Esperé hasta que llegó a los 44 nudos y entonces salí a poner el tercer rizo. Ahora el barco es más estable y sigue siendo rápido, aunque no tanto como antes. No basta con ir rápido, tienes que llegar de una pieza. La previsión para la noche es de viento más fuerte. Por supuesto, siempre que acabas de poner rizos, el viento se calma, y así pasó esta vez. No voy a provocarlo, así que lo dejaré todo como está durante un rato.
Antes soñaba con tener un barco que mantuviese la dirección, y con el que poder ir rápido en el Sur. Ahora puedo informar: tengo uno, el Spirit of Hungary. Y lo tengo por seguro ya que estamos navegando con olas grandes y agresivas. Tengo muy buenas sensaciones, aunque las condiciones se están volviendo bastante inhumanas.
Aunque hace mucho frío, me he sentado a comer fuera. Es una auténtica experiencia simplemente sentarse y mirar cómo el barco va suavemente rasgando su camino a través de olas de la altura de dos pisos. Con 32 nudos de viento las olas aún nos pueden atrapar. Con 35-37, vamos con las olas, y el barco se asienta bien sobre las espaldas crecientes de las olas y surfea con ellas durante minutos. Cuando el viento llega a los 40 nudos, "Miss Spirit of Hungary" se vuelve loca y salta de una ola y cae en otra, como queriendo apuñalarla, a veces con éxito. Nuestro ángulo respecto al viento es todavía de 145-150º y no giramos más de 10º. Normalmente tenemos entre 35 y 42 nudos de viento y podemos seguir yendo hacia el Este a buen ritmo.
Ahora es por la tarde aquí. Conrad se ha levantado, ha hecho algo de comer y se ha puesto a la caña. Voy a hacer una visita a mi húmedo y frío saco de dormir... Es un buen sitio después de 10 minutos."
Nandor Fa

Email from the boat ( -40.9140,116.3803 ) top ↑

FEB 18, 2015 - 11:42 (GMT +1)
"Finalmente hemos dejado el océano Indico, tras una bella batalla, a veces en ceñida, que ha durado dos semanas. Me acuerdo que invertí 18 días en recorrerlo durante la Global Ocean Race. Es también el tiempo que necesitó el trimarán de 40 metros Banque Populaire para llegar a Leeuwin desde Europa, cuando nosotros habíamos salido de Ciudad del Cabo. Impresionó mucho en la época (¡y todavía ahora!), pero acabaron la vuelta al mundo en 45 días, así que no me sentí tan mal por el hecho de que me superaran tan rápido.
Hemos salido del Índico, pero ¿dónde estamos ahora? El Pacífico empieza en Tasmania, y nosotros estamos debajo de la gran bahía australiana que forma la costa meridional de Australia y que, hace algunos millones de años, estaba pegada a la Antártida como parte de la llamada "Gondwana Land".
Pues aquí estamos. En las regatas de vuelta al mundo, hablamos a menudo de los tres grandes cabos. Los más evidentes son los de Buena Esperanza y Hornos, que son, respectivamente, los puntos más meridionales de los continentes africano y americano. El tercero es el cabo Leeuwin, la punta sudoeste de Australia. Pero lo curioso es que es uno de los tres grandes cabos aunque no se corresponda con el extremo más meridional de Australia, punto que es Whale Head, en Tasmania, y además pasamos a 600 millas de él. Es como un pequeño indicador en nuestra ruta, pero si hablamos de Leeuwin, quizá también deberíamos hablar del cabo Sur, en Nueva Zelanda, de Madagascar e incluso, por qué no, ¡de la isla de Pascua!
En fin, es un hito en el recorrido aunque la pequeña rivalidad que tenemos entre Nueva Zelanda y Australia hace que me entre un poco de cosquilleo con este "gran cabo".
Hemos pasado la barrera de las 11.000 millas náuticas, así que estamos en la mitad teórica del recorrido. Ahora todas las millas recorridas nos acercarán a casa, aunque yo podría saludar a mi ciudad natal, Auckland, cuando pasemos dentro de unos días por las inhóspitas islas de Auckland."
Conrad Colman

Email from the boat ( -47.0526,134.3089 ) top ↑

FEB 20, 2015 - 12:03 (GMT +1)
Nandor Fa:
"Nos dolió saber que el Renault Captur se va hacia Nueva Zelanda y, además, no al puerto de Invercargill, más al sur, sino al de Wellington. Por lo que sabemos, además de los problemas con el timón, también tienen problemas con la quilla. Nos sabe mal por Jörg y Sébsatien, habían estado navegando de una manera perfecta, tal y cómo se espera que lo hagan los buenos skippers.
¡Buenas noticias esta noche! No nos podíamos hacer a la idea que se nos hubiera acabado el azúcar, así que empezamos a buscar por todos los rincones del barco. Obviamente no encontramos azúcar, pero he encontrado dos botes de miel y dos bombonas de gas. Yeee, ahora tendremos gas suficiente para el resto de la regata. ¡Ojalá no tuviera otro problema que tener que beber café con miel!
Nunca estaré feliz con estas cosas en medio del océano porque siempre se acaban volviendo contra uno. Todavía no había acabado de escribir la frase anterior -siempre voy dando vistazos a los instrumentos mientras escribo para comprobar que todo está correcto- y veo que los datos del viento no son correctos. Según el instrumental, tendríamos que haber acabado de trasluchar ya que el viento ha girado completamente. Hago un salto y compruebo que todo está tal y como estaba antes. No miento, tenemos 20-23 nudos de vientos portantes. Miro hacia arriba y veo que la punta del instrumento se balancea alrededor de la punta del mástil, colgando del cable. Despierto a Conrad inmediatamente que, a pesar de todo, ya ha dormido bastante por hoy.
En primer lugar, pongo un lazo indicador de viento detrás del barco, en la antena URH, para comprobar las direcciones. "Si me aguantas, subiré allí arriba" - digo. Nuestra velocidad es de 15-18 nudos, navegando con oleadas de 5-6 metros, una situación poco prometedora. Conrad sale, mira alrededor y dice: tú me aguantas y yo subo. Sube hasta arriba en cinco minutos y, cinco minutos más tarde, lo dejo bajar. Lleva en las manos el instrumento en dos piezas. Antes de separarlo, todas las funciones iban correctamente, pero mostrando datos falsos, por lo tanto, el cable debería de continuar de una pieza. El bloqueo y el tubo de la baliza estaban partidos, es sorprendente como dos partes del instrumental de unos Rolls-Royce de la navegación estaban encoladas con sólo 10 milímetros. El encolado se ha deshecho de manera natural. Como mínimo se puede reparar. Por otro lado, no hay nada, ni siquiera los manuales, que me digan como unir de nuevo las dos partes. En casa, ahora son las 4 de la madrugada y, por lo tanto, no voy a llamar Peter; en vez de esto, ayudaré a Conrad a subir de nuevo y comprobar donde están las levas. Hay varias levas al enchufe para comprobar que todo esté al lugar correcto. Conrad sube, hace varias fotos y después baja. Ahora ya sé que se tiene que levantar la leva grande. Lo limpio, lo pulo y lo engancho. Esperamos que se seque y cruzamos los dedos para que funcione. Mañana, que ya estará bastante sólido para arreglarlo, el viento incrementará.
Al atardecer el pegamento se ha secado por completo y despierto a Conrad para ponerla de nuevo en su lugar antes de que oscurezca. Sube al palo principal por tercera vez y refuerza la pieza con cuatro láminas de carbono. Ahora lo que nos queda es decidir qué hacer si esto no funciona. Luego que él lo ha puesto todo en su lugar vuelvo al timón, ya que tuvimos que apagar todo el instrumental mientras lo arreglábamos, incluso el piloto. Al poner en marcha de nuevo el sistema, todo aparece de nuevo a la vista. Le hago una señal a Conrad conforme todo está correcto puesto que él estaba hablando a gritos desde arriba del mástil. Me duele imaginarme mirando un lazo en la oscuridad con una linterna frontal.... y acabando la vuelta al mundo basándonos en esto. Ahora el instrumento está bien reforzado y será difícil separarlo.
Pasamos todo el día arreglando esto sin ralentizar el barco ni siquiera por un minuto. Conrad ha subido tres golpes al palo y lo he empujado tres veces mientras el barco iba a 17 nudos en oleadas de 4 metros. Sólo alguien que lo haya vivido puede imaginarse cómo es esto.
Podríamos haberlo celebrado pero, después de acabar la reparación, el viento ha cambiado y tuvimos que cambiar el reacher por el gennaker. La pieza todavía está allí y progresamos bien, aunque el viento se ha calmado hasta los 16-18 nudos. Tendremos que trasluchar pronto, antes de que el viento del norte de mañana empiece a aumentar.
Ahora me voy a cenar y después vendrá Conrad."
Conrad Colman:
"Arriba, abajo, arriba abajo... hasta abajo. Esto resume bastante bien mi día.
Nandor me despertó esta mañana con la noticia desesperada de que nuestro último radar de viento que está situado en la parte superior del mástil se había roto, pero que un golpe de suerte lo había dejado colgando en lugar de caer al mar. Teníamos una pequeña oportunidad de recuperarlo antes de que se irritaran por completo los delicados cables del interior del instrumento. Inmediatamente me vestí y me puse el arnés de escalada y mi casco y subí por el mástil. Aseguré el instrumento de viento y desenrosqué su clavija para cogerlo y poder repararlo.
Durante el desayuno hablamos sobre cómo reparar el brazo mágico del viento, ya que el pegamento de cola había fracasado. Rápidamente nos dimos cuenta de que necesitaríamos confirmar la orientación del sensor con respecto al enchufe, puesto que ¡pegarlo al revés no ayudaría a nuestra causa! Enviamos correos electrónicos a especialistas de Europa pidiendo consejo, pero como todavía era primera hora de la mañana tuvimos que esperar algunas horas para obtener una respuesta. Mientras tanto, nos dimos cuenta de que la respuesta a nuestra pregunta estaba sobre nuestras cabezas, a 30 metros / 100 pies, en la parte superior del mástil.
Me preparo para subir de nuevo, pero sin el pánico de recuperar la pieza antes de que se rompa así que tuve un poco de tiempo para evaluar las circunstancias. Soplaban probablemente 28 nudos, estábamos navegando por grandes olas con nuestro pequeño 'reacher' y un rizo en la mayor y cuando salí de la cabina vi 20 nudos de velocidad en la pantalla. Consideramos enrollar la vela o ralentizar, pero realmente es más seguro subir cuando el barco está bajo presión porque mantiene un ángulo más estable y la velocidad suaviza algunos de los choques. La escalada no es nada fácil, sin embargo, ya que sería demasiado difícil pedir a Nandor (varias veces) que me izara a la cima únicamente con el pequeño 'winch' del mástil, tuve que tirar de mí mismo. Preparado con mis pies contra el tubo del mástil, agarré drizas y burdas con mis manos y tirando con mis brazos y empujando con mis caderas fui capaz de hacer un buen progreso. El único respiro de levantar continuamente mi peso corporal vino en las breves pausas en cada una de las crucetas.
Después de haber confirmado la orientación del enchufe para la reparación, Nandor y yo pegamos el radar de viento y lo pusimos en la caja del motor caliente para ajustarlo. Horas más tarde, y con edificios de nubes en el horizonte, subí por tercera vez a la cima y con un grito de alegría de la cabina Nandor confirmó que ¡funcionaba cuando lo conecté de nuevo! Una enorme satisfacción que no había experimentado antes al saber que podríamos adivinar la fuerza y ??dirección del viento para los próximos 50 días, ¡especialmente con todo el Pacífico aún para cruzar! Volví a bajar a cubierta, cambiamos velas y ciertamente pude sentir el esfuerzo del día en mis brazos y hombros ya que me sentía bastante débil al final de la jornada.
PS. A menudo miro en la tabla para encontrar puntos de referencia importantes para tener una referencia de nuestra latitud o longitud así como pocas personas tienen el hábito de pensar en grados cuando se trata de la posición. En nuestra vida cotidiana pensamos en nuestra ubicación con respecto a otra cosa, como "estoy cerca de este árbol" o "te veré en el parque". Estas comparaciones son difíciles de hacer en nuestra posición actual aunque el centro de Australia es sólo un enorme desierto sin grandes metrópolis. Sin embargo, ¡orgullosamente marcado en el gráfico está el Ivy Tanque Motel! Claramente, entre Perth y la costa este hay un enorme trecho".

Email from the boat ( -47.2916,143.3436 ) top ↑

FEB 21, 2015 - 16:40 (GMT +1)
"Una situación un poco difícil pero todavía yendo rápido.
¡400 millas en 24 horas y sin energía para levantar los brazos para celebrarlo! Hemos tenido condiciones ideales estos días para hacer muchas millas, y hemos establecido otro récord de velocidad para el barco!
Durante la pasada noche estuvimos surfeando a grandes velocidades con velas pequeñas y haciendo un ruido aterrador mientras tanto. Los golpes y crujidos de las colisiones con olas son nuestro día a día pero con vientos más fuertes la jarcia canta una canción estridente y chilla en un tono diferente a cada racha y aceleración. Intentad imaginar un accidente de coche constante, bajo una cascada, con una orquesta tocando "El vuelo del moscardón" en repetición ¡y estaríais a mitad de camino de entender cómo ha sido mi día!
En un momento de calma de buena mañana icé la mayor al primer rizo en condiciones más suaves y fui recompensado con unas pocas horas de navegación fácil en condiciones moderadas. Sin embargo, el viento creció hasta los 30 nudos de nuevo y decidí reducir la vela otra vez al segundo rizo, ¡sólo que la mayor no bajaba! Tras vasios intentos llamé a Nandor e intentamos varias soluciones sin éxito. Con el viento aullando a unos 40 nudos, la vela atascada estaba poniéndonos en una situación bastante peligrosa, dado que una depresión del Gran Sur nos está persiguiendo con una previsión de más de 50 nudos. Con esto en mente, subí al mástil de nuevo, con las rachas más fuerte en realidad haciendo mi vida más fácil al escorar el barco de modo que prácticamente podía capinar por el palo. Descubrí que el mecanismo de bloqueo que asegura la mayor se había rroto y atascado, rehusando deslizarse ni hacia arriba ni hacia abajo por el carril. Corté las ataduras y y pudimos bajar la mayor hasta el segundo rizo, pero todavía tenemos el carro de bloqueo atascado en lo alto del palo.
Tendremos que volver a subir mañana con condiciones más suaves con herramientas para intentar desmontar las piezas rotas para ver qué funcionalidad podemos recuperar. Puede que nos tengamos que desviar hacia Nueva Zelanda como los otros barcos a por repuestos pero si podemos liberar el carro tenemos un plan para seguir adelante usando otro modo de izar la mayor. Esto es ciertamente otro golpe a nuestras posibilidades y es bastante agotador física y emocionalmente pelear día a día simplemente para seguir en el mar, por no hablar de pensar en la regata y los matices de la estrategia y el rendimiento. Tras unas pocas horas de sueño en un saco de dormir todavía seco, las cosas empiezan a ir mejor y todavía estamos preparados para luchar para sobrevivir, pero será un reto enormemente difícil. Acabamos de pasar la mitad de la regata, ¡pero no sé si debería saludar esa noticia con una sonrisa o una mueca! ¡El tiempo lo dirá! Yo sigo sonriendo, lo cual es buena señal."
Conrad Colman

Email from the boat ( -49.4546,156.4174 ) top ↑

FEB 23, 2015 - 06:26 (GMT +1)
"'Has estado en la guerra, ¿no?', me repetía mi madre cada vez que descubría una nueva herida en una rodilla, en un codo... Esta vez hemos estado en la guerra los dos, Nandor y yo, pero ha hecho falta algo más.
El serial sobre la vela mayor continuó ayer, con consecuencias bastante dramáticas. Pasamos la noche con la parte superior de la mayor separada del mástil por un problema del carril. Decidimos desmontar el sistema por completo para volver a colocar la vela de una forma distinta, y nos pusimos a ello. Como Nandor opinaba que mis acrobacias en lo alto del mástil eran divertidas, decidió probar él la misma suerte.
Así que le he izado a lo alto del mástil. Ha declinado mi oferta para prestarle el casco, pero ha apreciado mi idea de utilizar un mosquetón para atarse a los elementos del mástil a medida que sube, para reducir la amplitud de sus movimientos al ritmo del balanceo del barco. Después de varias tentativas, ha logrado desmontar el sistema del carril y yo le he subido y bajado a varias alturas para que pudiera cambiar el sistema. Las condiciones eran extremadamente duras, con una marejadilla residual (regalo de la última depresión que nos ha superado) que hacía tambalear el barco de forma muy violenta. He visto a Nandor alejarse del mástil y volver a él con fuerza varias veces. Había desenganchado el mosquetón. Le he contemplado mientras se golpeaba contra el mástil, sin poder hacer nada.
Al final ha logrado volver a engancharse y ha terminado el trabajo allá arriba. Cuando lo he bajado, las gotas de sangre han caído sobre cubierta y me he quedado petrificado ante su rostro: sus ojos azules estaban encendidos del dolor y tenía sangre por todo. Se ha quitado el gorro y he visto un corte profundo, que sangraba abundantemente. Nos las hemos arreglado para llegar a la bañera. Le he limpiado la herida y le he dado cuatro puntos de sutura. Por suerte tenía la formación hecha con la organización de la Barcelona World Race fresca, y además mi profesión de velero me han dado confianza con la aguja y el hilo.
Mientras Nandor retomaba aliento, he preparado los parches para reparar la mayor, pero en el momento de bajarla para ponerlos me he dado cuenta de que se había vuelto a bloquear. He subido al mástil para desbloquearla pero no he podido. He tenido que recuperar el sistema que tanto nos había costado instalar. Volvemos al punto de partida.
Finalmente hemos decidido hacer una parada técnica en Nueva Zelanda, en Invercargill. Creemos que es la mejor solución para continuar con más tranquilidad, sin ponernos en peligro. Gracias por vuestro apoyo... ¡la aventura continuará!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -47.5783,164.1708 ) top ↑

FEB 24, 2015 - 09:49 (GMT +1)
"Rumbo norte otra vez, pero ahora rumbo a un refugio seguro. Un corta parada en Bluff, en el punto más sur de la Isla Sur que nos permitirá revisar el barco entero, poner fin al drama de la mayor y Nandor podrá recuperarse de la carnicería que le propinó ayer el mástil.
No vemos esta parada como un fallo, si no como una oportunidad de aprender de las miles de millas que hemos cubierto, una oportunidad para probar nuevas soluciones para las millas que nos quedan y aumentar así nuestras posibilidades de terminar de una forma segura en Barcelona. Candor y yo estamos jugando un juego a largo término. Él se está preparando para volver a la Vendée Globe y yo para realizar mi primer asalto, una palabra que ahora suena más apropiada que nunca de cara a la épica regata en solitario de 2016. Si unas cuantas horas fuera de regata en un puerto bien provisto nos permite superar los problemas y preparar mejor los retos del futuro, entonces estamos totalmente de acuerdo con ello. De hecho, he hecho una lista de pros y contras de la parada, y el único punto en contra de la parada es que tendré que esperar un par de años más para poder completar ¡mi primera vuelta al mundo sin escalas! Un pequeño precio que debemos pagar.
Así que (como ha sido la gala de los Oscar, como veis lo sé todo) quiero enviar un agradecimiento especial a mi tío Gray quien ahora está corriendo por Auckland comprando herramientas y repuestos antes de reunirse con nosotros en Bluff, el miércoles. Los grandes equipos tienen a profesionales preparados para volar desde Europa con cartones de bienes pero para mantener el espíritu del Spirit of Hungary, vamos a seguir con el tema familiar; será bueno ver una cara amiga y familiar en puerto cuando lleguemos. Un compañero chapista y constructor de barcos; será bueno compartir la gloria de la clase IMOCA con Gray, ¡aunque será un tanto triste añadir calcetines malolientes en lugar de mujeres con pompones como pasa en muchos deportes profesionales!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -51.1042,-177.0094 ) top ↑

FEB 28, 2015 - 10:21 (GMT +1)
"Estamos actualmente deambulando por una niebla de fatiga tras dos días muy intensos de reparaciones en el barco en Bluff. Levantamos el barco la mañana después de llegar y sacamos el soporte de la quilla y reemplazamos el perno roto y su gemelo. Este fue un día muy impresionante porque levantamos el barco con una grúa de 100 toneladas que está diseñada para ¡cargar contenedores en barcos! Es evidente que unas pocas toneladas de carbono no le hicieron sudar. Estábamos hábilmente asistidos por los estibadores del puerto del Sur que estaban siempre listos para correr con carretillas elevadoras o maniobrar la grúa con mano delicada. El equipo fue excelente y Nandor y yo estamos muy agradecidos por su ayuda y buen humor cuando estábamos tratando de salvar nuestra regata.
De lo contrario no habríamos podido sustituir los carros problemáticos en el carril de la vela mayor, parchear y reforzar la vela mayor, hacer nuevas hojas para Solent / J2, sustituir la veleta, fijar las puertas, reparar la antena de satélite del Fleet ¡e incluso tener tiempo para una ducha y un afeitado! En estas horas de necesidad fue genial poder sentir el calor de nuestra comunidad. Mi tío Gray se deslizó a través de su lista de tareas y nos proporcionó apoyo logístico, muy necesario. Y nos quedamos gratamente sorprendidos por una pareja húngara que apareció poco después de nuestra llegada a recoger nuestra ropa, que nos devolvieron limpia y fresca ¡junto con un pan briche recién horneado al estilo húngaro! ¡Muchas gracias Judith!
Ahora hemos fijado la mirada en Hornos y esperamos con ganas un cruce exitoso del Pacífico. Estamos muy por detrás de la flota y ponernos al día está fuera de nuestro alcance. Sin embargo, todavía estamos aprendiendo valiosas lecciones todo el tiempo que estamos en el mar y, sin duda, disfrutamos de esta oportunidad de navegar por las grandes olas del mar abierto con esta excelentísima tabla de surf."
Conrad Colman

Email from the boat ( -50.3738,-171.2823 ) top ↑

MAR 2, 2015 - 20:02 (GMT +1)
"No podríamos haber pedido un regreso al mar mejor. Después de una primera noche calmada al salir de Bluff, con condiciones calmadas e inestables que nos recordaron a la salida de pesadilla en España, hemos estado navegando de través hacia el este con 30 nudos. ¡Nuestra media de velocidad en las últimas 10 horas ha sido de 18,4 nudos y para cuando hayamos dejado la parte trasera de este frente nos habremos comido una cuarta parte del Pacífico en un largo fin de semana! Estaría bientener otro barco cerca para poder comparar este excelente avance porque normalmente sólo los de líderes han podido hacer medias de más de 18 nudos.
Después de los colores brillantes y los sonidos del ajetreo del puerto comercial durante nuestra parada, y esperaba un retorno instantáneo a las "50 sombras de Grey" [gris] del Sur, pero hemos sido bendecidos con un sol brillante, cielo azul y blanca agua con gas en constante cascada sobre el barco. Dado que los rociones son tan intensos, que el viento ha sido fuerte y estable y que nuestro plano de velas ha sido el mismo durante 24 horas, hemos dormido bien, a menudo durante más de cuatro horas seguidas, y yo he estado desempolvando mi francés.
Recuerdo la desesperación de uno de mis amigos en el instituto después de recibir otros deberes goteando en tinta roja después de que lo corrigiese el despiadado Monsieur Deutreau. Llevaba a cabo su trabajo con la severidad de alguien que hubiese sido seleccionado por la unidad de lingüistas de las fuerzas especiales francesas, encargado de asegurar la santidad de la lengua francesa, un estudiante de ojos llorosos tras otro. Ahora a mí me está golpeando en la frente un Deutreau digital, ya que estoy usando una serie de apps para el iPad para refrescar mi gramática francesa mientras navego. Llegué a Francia a finales de 2008 sin saber decir nada de nada. Cuando me uní a la clase Mini 6.50 aprendí con naturalidad lo esencial de la vida a bordo, los números, las roladas del viento y las palabrotas. A finales de 2009, habiendo completado mi primera regata transatlántica en solitario, era totalmente competente en francés, ¡pero sólo en los temas mencionados! Poquito a poco he llegado prácticamente a hablar con fluidez pero todavía me falta aprender a escribir decentemente. Me bajé de la nube recientemente mientras peleaba con una nueva app de conjugación y después de 10 preguntas me dijo que era un principiante y que debería centrarme en los tiempos básicos. ¡Por desgracia ya había cambiado la configuración al modo más fácil! ¡Detreau ataca de nuevo!
De niño me absorbió bastante la expecición Kon Tiki de Thor Herredahl y me encantaba la idea de una antropología tan activa. Básicamente, él pensaba que las islas de Polinesia habían sido pobladas mediante flotas de balsas de madera desde Latinoamérica. Así que se construyó una balsa en Perú y zarpó con un montón de amigos de Noruega y Suecia y cruzó el Pacífico con éxito, quemándose terriblemente por el sol y harto de los peces voladores. Pruebas subsiguientes de ADN y arqueológicas han refutado esta teoría (fantásticamente resumida en el reciente bestseller "Sapiens" de Yuval Noah Harari), pero el compromiso con sus ideas merece respeto. Por eso, yo siempre he llamado Knut a mi piloto automático, como uno de los tripulantes del Kon Tiki, porque me gusta la idea de un tipo sueco, barbudo y arisco vigilándolo todo mientras duermo.
Por su parte, Nandor siempre llama a su piloto automático Mr. Banes, por el chófer privado que vio en un drama inglés de TV que le gustó hace treinta años. Nuestra creencia en un benevolente 'barreur' ('timonel' en francés) tiene ciertamente un precedente histórico. En 1898 Joshua Slocum se convirtio en el primer hombre en circunnavegar el planeta en solitario (¡en tres años!). Durante su increíble viaje fue fulminado por una fiebre durante tres días y, cercano a la muerte, tuvo alucinaciones de un timonel fiel que le llevó a través de una enfurecida tormenta.
Así que, esto nos lleva a Conrad, el Kiwi-americano que habla francés; Nandor, el constructor de barcos húngaro; Monsieur Deutreau, Mr. Barnes y el achicharrado Knut; todos a la carga a través del Pacífico juntos en el Spirit of Hungary. Con tanta gente a bordo, no cabe duda de por qué nuestras raciones de comida se están evaporando ;)"
Conrad Colman

Email from the boat ( -49.3397,-160.0170 ) top ↑

MAR 4, 2015 - 12:30 (GMT +1)
"Quizás pararse en mitad de la ruta tiene algunos beneficios; ¡además de arreglar la quilla, por supuesto! Después de cambiar el reacher pequeño por el gennaker grande me pude sentar y disfrutar de un almuerzo de campeones (franceses)... ¡Café solo y pan con chocolate! Lo que se come a diario de Calanques de Marsella hasta los campos de cebolla de Roscoff, ¡pero nunca hasta ahora en medio del Pacífico durante una regata de vuelta al mundo!
Por otro lado, ¡todo bien a bordo! Parece que Nandor duerme mejor de noche que de día y, por lo tanto, he tenido que hacer una larga guardia sin rizos y con el gennaker grande izado. Me retiraré a las 8 am hora local (Rarotonga, en las islas Cook, es la zona horaria más cercana) y despertaré a Nandor para la guardia de la mañana. Así, ambos dormimos bien y no somos esclavos del sistema horario estándar. Vale, es la hora de ZZZZ..."
Conrad Colman

Email from the boat ( -49.5102,-157.3476 ) top ↑

MAR 5, 2015 - 11:50 (GMT +1)
"Siempre ha habido pequeños problemas a bordo, y siempre los habrá, pero manejamos el barco de la forma más segura y rápida posible.
De cualquier manera, la distancia disminuye detrás de mi y ya puedo ver la luz al final del túnel. De momento tenemos buenas comidas y periodos de descanso pero en los próximos días se va a complicar. Mi herida ha curado por completo y me he quitado las vendas; las 11 cicatrices de mis manos también. Hoy brilla el sol y lo hemos puesto todo a secar. Será mejor ir así a la cama. ¿Por qué no debería ser optimista?"
Nandor Fa

Email from the boat ( -51.9393,-130.9362 ) top ↑

MAR 8, 2015 - 17:32 (GMT +1)
"Apoyo absolutamente la campaña HeForShe en este Día Internacional de la Mujer, y todos los días. Sin embargo, incluso en este día que se destaca para apoyar la causa de los derechos de las mujeres, me preocupa que necesitemos un día así. ¿Quiere decir que el resto de los días que el resto del año es el Día Internacional del Tío? Por desgracia, ¡así es! Las barreras laborales todavía prevalecen, a las mujeres aún se les paga menos por el mismo trabajo en todo el mundo ¡y que te digan que haces algo "como una chica" es un insulto universal!
Las regatas oceánicas son un juego de táctica y estrategia, gestión de recursos y planificación a largo plazo más que de músculo. La diminuta Ellen MacArthur estableció el récord de circunnavegación sin paradas y fue segunda en la Vendée Globe por un estrecho margen. Sam Davies se quedó por muy poco fuera del podio de la Vendée Globe en 2008, pero ya había puesto en evidencia a la mayoría de la flota con un rendimiento soberbio en un barco más viejo. ¡Si pudiera tener una carrera como la de estas dos, entonces me apunto a navegar como una chica!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -52.3386,-134.0643 ) top ↑

MAR 7, 2015 - 11:30 (GMT +1)
"Mientras tanto, el Spirit of Hungary continúa luchando contra vientos suaves en una alta presión situada al sur de la zona de exclusión".
La última vez que copié una extracto del parte meteorológico creo que fue hace un mes, pero la esencia es la misma. Hay una regata en la parte de delante de la flota "mientras" que el Spirit of Hungary continúa aparcado en una zona de monstruosas altas presiones formadas después de que los demás pasasen por aquí.
Quizás estoy siendo castigado por freír hormigas con un magnífico cristal al sol del verano cuando era un niño, pero nos hemos topado con todas y cada una de las altas presiones durante la regata y nos hemos visto parados de forma chirriante. Nuestro software de navegación, Adrena, sigue mostrando las rutas y velocidades de los barcos que tenemos por delante y puedo ver como pasaron ellos por aquí. El Cheminées Poujoulat lo hizo a 17 nudos y el resto de barcos, como mínimo, a 14. ¿Nosotros? ¡Nosotros estamos navegando a 2,3 nudos ahora mismo!
Nandor está haciendo una lista de las modificaciones que le gustaría hacerle al barco antes de la Vendee Globe y yo preparo el trabajo en el que me enfrascaré cuando volvamos a Barcelona. Siento que los dos estamos ansiosos por volver para poner en práctica las lecciones de esta regata en lo que nos venga después. Lo único cierto con el viento es que cambiará pero ¡puede que necesitemos mucha paciencia y cambios de vela para salir de aquí!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -54.3352,-126.0531 ) top ↑

MAR 9, 2015 - 14:12 (GMT +1)
"Estamos realmente en el vientre de la bestia ahora, después de haber cruzado el ecuador de nuestra travesía del Pacífico (nos quedan 2176 millas hasta Horno, después de 2332 millas desde nuestro pit stop en Bluff). Después de superar la mitad, al final tenemos condiciones reales de océanos del sur. Ahora mismo soplan unos fuertes 35 nudos, está oscuro y mojado afuera y nos acecha una monstruosa depresión enfrente nuestro que viene con 50 nudos de viento. Acabamos de trasluchar para alejarnos de la zona de exclusión, para así conseguir un poco más de espacio y evitar lo peor de la tormenta que tenemos delante. Además, parece que el Renault Captur tendrá condiciones horrorosas en su paso por Hornos. ¡Buena suerte chicos, agarraros y que os vaya bien!
Por lo demás la vida nos va bien, pero hace frío. La temperatura del mar está por debajo de los 8º centígrados pero el aire es mucho más frío. Vemos nuestro aliento en cada exhalación, con lo que las conversaciones con Nandor parecen una reunió de fumadores empedernidos con vapor ondulando por todas partes. La temperatura no es lo peor, lo es la humedad constante, los calcetines fríos y las gotas de rocío que entrar con cada ola que se estrella sobre nosotros.
Recuerdo un viaje a Phoenix, Arizona, en primavera, para entrenar con mi equipo ciclista cuando estaba en la universidad y estaba impresionado por las condiciones para correr y entrenar. Pero esto era en marzo, cuando, en Colorado, por comparar, aún estaba nevado. Mantuve una conversación con un ciclista local que me contó que en verano lo normal es estar sobre los 40º 'pero no lo notan mucho, porque es un calor seco'. Fijo, pensé; tostado y sudando en condiciones primaverales. Calor seco o no, la humedad cambia significativamente la sensación de la temperatura ambiente y si los ciclistas de Arizona salen ganando, nosotros perdemos con el el frío húmedo.
Durante las guardias de noche hago flexiones, abdominales y sentadillas para mantener la sangre fluyendo y evitar las cabezadas de sueño. Llevo puestas muchas capas de ropa, tantas que un esquimal se sentiría como en casa, y aún así tengo los pelos de punta. Tengo una colección de cojines de calentamiento químicos y estos son la solución definitiva. ¡Sacarlos de su envoltorio de plástico es como descubrir el Santo Grial! Yo me los pego en mi capa lanuda, en el pecho, como el powerpack resplandeciente de IronMan, y el calor se escurre lentamente a través de ella y me convierte en un marinero feliz. ¡Los buenos tiempos en alta mar!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -51.8060,-111.2798 ) top ↑

MAR 10, 2015 - 19:43 (GMT +1)
"Nos sentimos un poco solos por aquí, en medio del Pacífico Sur, mientras el resto de la flota ya ha pasado el cabo de Hornos y los VO65 estarán aún en Auckland durante unos días. Nuestra única compañera: una enorme depresión justo debajo de nosotros y directamente en nuestra ruta hacia el célebre cabo. A 2.000 millas de tierra y con 968 mb en el centro de la depresión... ¡es un verdadero reto! Avanzamos bien, con 40 nudos de viento sostenidos, con tres rizos en la mayor y un foque pequeño. A veces nos parece demasiado conservador... ¡pero cuando tenemos una racha de 50 nudos nos felicitamos por nuestra elección!
A pesar de estas duras condiciones, el cielo está despejado y la luna ilumina la espuma de las olas enormes que nos rodean. Algunas son del tamaño de pequeñas casas y cuando las surfeamos y nos estrellamos contra ellas es como si alguien apagara la luz y nos reencontramos en la oscuridad por unos minutos (¡por suerte nuestros portillos son ultra sólidos!). Para intentar mantener la proa del barco fuera del agua los tanques traseros (los depósitos de agua) están llenos y también tenemos algunas velas estibadas en popa, en cubierta.
Me he despertado enseguida con un grito de Nandor y he sentido un miedo atroz de verlo en el agua (casi perdí a mi co-skipper en mi última vuelta al mundo, lo que sigue siendo una verdadera pesadilla). Por suerte estaba bien a bordo, pero luchaba por mantener en cubierta una vela, que una ola había sacado de su saco y que peligraba de caer en el agua. Hemos estado bastante tiempo para recuperar la vela, bajo una ducha helada. Ha sido un buen susto, que nos ha recordado que ¡no tenemos derecho a error aquí!
Cuando pasemos el cabo de Hornos, dentro de unos días, no habremos conquistado esta parte del planeta. Acabamos de pasar el punto 'Nemo', el lugar más aislado del planeta, a medio camino entre Chile y las islas Chatham (Nueva Zelanda) en el sentido este-oeste, y entre la Antártida y las islas tropicales de Pitcairn en el norte. Bueno, entre una pequeña isla tropical y los hielos del Sur, podemos decir que no tendríamos muchos refugios posibles en caso de problemas, sería un poco como elegir ¡entre "Náufrago" de Tom Hanks (pero sin Wilson) y las expediciones de Ernest Shackleton! Incluso la estación espacial internacional está más cerca de tierra que nosotros a algunos kilómetros de altura... Tenemos por delante un buen y duro trayecto para escapar del Pacífico, pero al menos es lo que esperábamos tener en el menú. ¡Buen provecho!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -52.0014,-91.4338 ) top ↑

MAR 13, 2015 - 12:03 (GMT +1)
"Nos cruzamos en medio del camino de una gran ola. Nos agarró y simplemente nos lanzó a 20 metros. Por supuesto, el agua arrasó el barco y chocó con la parte inferior de la vela de proa. Ésta resistió y fue la causa de que la driza rompiera la polea exterior de kevlar que está delante del bloqueador y su núcleo interno. El enrollador se había detenido a la altura de 1 metro, y la vela se veía como un mini gennaker para viento fuerte. Lo desenrollé y volví a enrollar y ahora está en su sitio funcionando bien, aunque con la capa exterior rota. Lo tenemos que cambiar lo más pronto posible, pero no será hoy.
Cada vez que el viento baja de 30 nudos y decidimos sacar un rizo, arrecia de nuevo a 40. De esta manera, por supuesto, seguimos con los tres rizos y la vela de estay. 13:00 UTC,
Al final, sacamos la tercera línea de rizos y navegamos de esa manera toda la noche. El viento no respeta esto en absoluto, manteniendo sus 40 nudos; en realidad esto es sólo un corto período cuando es más tranquilo. Es mi guardia y ahora navegamos muy rápido entre las olas, no hay ninguna señal de que el viento tenga la intención de disminuir.
Este es el cuarto día que estamos navegando en la misma borrasca. Su zona más fuerte está a unas 500 millas por delante de nosotros, donde navegamos ahora está algo más tranquilo, pero no tengo ni idea de cuanta tranquilidad tendremos, ya que incluso aquí recibimos 50 nudos de vez en cuando. Tiene que haber bastante viento allá, pues se han creado estas enormes olas, eso es seguro. Es muy agotador a largo plazo, no tenemos un momento de descanso. Incluso cuando el viento se calma un poco a veces, las olas no se aplacan, siguen llevándonos como un perro astuto lleva el felpudo.
De acuerdo con el pronóstico anterior, las condiciones deberían de haber aflojado. Pero, de acuerdo a la previsión más reciente, ya no. Sólo aflojará muy cerca de Hornos."
Nandor Fa

Email from the boat ( -53.7330,-79.0288 ) top ↑

MAR 14, 2015 - 09:49 (GMT +1)
"Nos aproximamos al celebérrimo cabo, y siempre tenemos algo que hacer, como reparar el lazy jack, machacado por la botavara, o cambiar cabos rotos como la driza del estay. Hay al menos diez de estas cosas cada día, y cada vez hay más conforme el material se fatiga. Lo único que no puede permitirse cansarse somos nosotros. Tenemos que mantener el barco con vida, ya que si no, no llegará a la línea de llegada.
Empecé el día con un cambio de vela. Antes de que Conrad se fuese a dormir le pedí que me ayudase. Enrollamos el reacher e izamos el solent. EL viento está creciendo y no quiero apretar demasiado.
El barco planea de vez en cuando y después caemos en picado, lo cual carga la suspensión significativamente. Ahora vamos un poco más lentos pero con suerte podremos avanzar con seguridad. Ahora tomaré algo para desayunar, me lo merezco.
Tenemos viento del Oeste casi siempre. Intentamos elegir nuestra ruta evitando entrar en vientos huracanados o en condiciones demasiado ligeras los próximos dos días antes de Hornos. Después de trasluchar anoche corríamos con gran oleaje constante, de modo que la noche fue bastante simple, avanzamos bien, con solo un poco golpes y estruendo.
Ahora navegamos hacia el Noreste amurados a babor y por la tarde o al anochecer volveremos a trasluchar hacia el Sudeste, lo cual nos acercará al objetivo. Sólo necesitamos tener la longitud adecuada.
Tengo que comer más porque mi cuerpo entero se está congelando. Llevo la mayor cantidad de ropa posible con la que aún soy capaz de moverme. Sólo puedo confiar en mi sistema de calefacción interior.
El agua está a 7ºC, y el aire, aún más frío. Por la mañana cambié una funda de la quilla. Me costó sólo 10 minutos, pero tenía las manos congeladas como si hubiese estado jugando a tirar bolas de nieve sin guantes en casa con las chicas.
El 13 de marzo a las 17:00 UTC nuestra posición es: 54° 00,1? S, 089° 20,5? O
Nos faltan 24° para Hornos."
Nandor Fa

Email from the boat ( -57.9300,-68.8813 ) top ↑

MAR 15, 2015 - 08:27 (GMT +1)
"Bien, hoy es realmente impresionante... Puro... Hermoso... Furioso. Es difícil encontrar una palabra que resuma nuestras circunstancias en este momento. Estamos peinando la parte superior de la que probablemente sea nuestra última auténtica depresión del Sur y durante las últimas 18 horas hemos tenido viento de 40 nudos, con rachas de 45 a 50. El oleaje, extenso durante semanas, ahora se ha convertido en mar montañosa. Fácilmente de 8 a 10 metros de altura con cornisas elevadas que suben más a causa de las rachas tormentosas, se elevan por encima de nosotros y se encrespan y rompen ruidosamente en un estallido estruendoso.
Aquí la velocidad es nuestra amiga, porque conforme las olas tiran hacia arriba la popa, nos deslizamos lejos de las olas grandes como un bailarín flexible, pero un bailarín que al fin y al cabo lucha por su vida. El Spirit está cansado y chirría y cruje y hunde su proa en el seno entre las olas. Después de todos los parches que hemos pegado en las velas, los puntos cosidos, la sangre derramada, las gotas de sudor y el sueño perdido mientras hemos estado en abajo en las frías latitudes australes, será un alivio girar la esquina y volver a la relativa seguridad del Atlántico. En vez del oleaje interminable y los pájaros planeadores estaremos rodeados de nuevo por mercantes y cargueros, peces voladores y puertos.
A pesar de todo eso, me dará pena dejar estas frígidas y hostiles aguas. Es inspirador pasar el Punto Nemo y gritarle al mundo, sabiendo que nadie ni nada te hará eco allí. En nuestra era es realmente raro depender totalmente de uno mismo ser responsable de cualquier circunstancia que pueda acaecer. Esta es parte y también la belleza de la Naturaleza en estado puro. Hacemos todo lo que podemos para arrancar la mala hierba, pavimentar sobre el barro y acordonar las corrientes, así que es satisfactorio para nosotros simplemente mirar como sopla el viento sobre un océano que es libre de estallar libremente en oleaje a lo largo de decenas de miles de millas sin obstáculos, sólo vigilado por los solitarios albatros.
Después están los calcetines fríos y húmedos y el hecho de que no me he duchado en semanas. ¡Salgamos de aquí! Pero volveré..."
Conrad Colman

Email from the boat ( -50.7156,-64.2397 ) top ↑

MAR 16, 2015 - 10:20 (GMT +1)
"¡Vemos finalmente la luz! Bueno, no es la luz al final del túnel pero es el destello del faro del cabo de Hornos! ¡Hemos llegado! Dejamos atrás el Pacífico, podemos girar a la izquierda y empezar a navegar hacia casa. Después de todos los problemas y la frustración que hemos tenido que afrontar para llegar hasta aquí, ahora todo nos parece posible.
En lugar de dejarnos escapar lo más rápido posible con una enorme depresión tras nuestros talones, el viento ha decidido ignorar las previsiones y amainar hasta los 10 nudos para nuestro paso. El lado dramático estaba reservado al cielo, con una puesta de sol rosa anaranjada que contrastaba con las nubes azules y grises de la tormenta detrás de nosotros. Con vientos tan ligeros hemos podido hacer de turistas y hemos pasado a sólo tres millas de la roca, y hemos tenido tiempo de rendir homenaje a Neptuno y a todos los marinos que han navegado por aquí antes que nosotros.
El cabo de Hornos significaba nuevas aguas de pesca para los balleneros de Nantucket, nuevas rutas comerciales para los europeos que buscaban especias y una nueva oportunidad para los marinos de los clippers. Pero doblar el cabo de Hornos es sobre todo una nueva esperanza, la de un futuro mejor con mares un poco más tranquilos.
Empecé a soñar en convertirme en navegante con los relatos de aventuras de Peter Blake, un neozelandés aventurero, ecologista y despiadado competidor en la Whitbread (hoy Volvo Ocean Race). Oír su voz entre el chisporroteo de la radio en plena batalla en el Pacífico Sur, entre los icebergs, tenía el don de poner en marcha mi imaginación de niño, y ello aún me sigue motivando ahora. Las cosas han evolucionado mucho desde entonces y los directores de regata nos protegen más y nos impiden jugar demasiado con el fuego, pero la determinación que Peter Blake demostraba es sin duda comparable con nuestra filosofía, la de Nandor y mía, en esta regata.
'Blakey' necesitó dos fracasos para llegar a montar un proyecto ganador. Siempre pienso en ello. Estoy contento de poder vivir esta experiencia y de rendir homenaje a todos los que han pasado por aquí antes. ¡Estoy impaciente por volver en un futuro!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -50.6249,-61.8811 ) top ↑

MAR 17, 2015 - 13:54 (GMT +1)
"Dirección: ¡Norte!
Temperatura: ¡Subiendo!
¡Cómo cambian las cosas de un día a otro! Hemos escapado de las olas amontonadas y rompientes del Océano Pacífico, nos escurrimos silenciosamente pasando el cabo de Hornos y ahora vamos a tope de través hacia el Norte bajo un cristalino cielo nocturno. Quizá sea la euforia de haber logrado pasar la parte más dura de nuestra regata de una pieza, pero el cielo está tan claro que parece como si la Vía Láctea estuviese al alcance de mi mano y como si pudiese agarrar el cinturón de Orión para mí. Es increíblemente bello.
Después de perdernos ver la Isla de Hornos a pesar de pasar a sólo tres millas, me apetecía especialmente poner rumbo norte a través del estrecho de Le Maire, que ofrece un atajo entre el fin de la Patagonia y la isla de Los Estados. El estrecho es conocido por fuertes corrientes dificiles de manejar y extrañas roladas, y así se demostró hoy. Llegamos con viento del Este y bajo una peueña agrupación de nubes. El viento dio media vuelta en 20 segundos y terminamos perforando un fuerte noroeste que nos ha llevado rápidamente hasta las islas Malvinas.
Fue realmente especial poder pasar tan cerca de la isla por el camino, ya que no habíamos visto tierra desde Nueva Zelanda (no hay ninguna isla tan al sur del Pacífico) y fue un placer poner la vista en algo que no se movía. Los irregulares peñascos grises y la raquítica mala hierba dicen mucho del tiempo aquí, porque cualquier planta con delirios de grandeza sería masticada por el mordisqueo de los dientes de los constantes temporales. Hay una violenta e intemporal belleza en estos inhóspitos acantilados y valles y me gusta pasar por el fin de la tierra sabiendo que al menos esta esquina del mundo permanecerá ilimitada y podría tener el mismoo aspecto que hace siglos.
El estrecho fue descubierto para los europeos en 1615, por Isaac Le Maire, hijo de un rico comerciante holandés, que fue enviado a a descubrir rutas comerciales alternativas después de que la ruta norte a través de la península fuese monopolizada por la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales Isaac puso al estrecho el nombre de su padre, pero a su más importante descubrimiento, un nuevo camino hacia el Pacífico, le puso el nombre de los patrocinadores financieros de su expedición del pequeño pueblo de Hoorn. Aunque no estemos quebrando monopolios y redibujando el mapa, nosotros también estamos aquí gracias al apoyo de los patrocinadores que se benefician de nuestras hazañas, sólo que en forma de hospitality y exposición mediática en vez de en nombres de cabos."
Conrad Colman

Email from the boat ( -48.0708,-58.4387 ) top ↑

MAR 18, 2015 - 10:51 (GMT +1)
"Un día resplandeciente con un sol radiante en el Atlántico Sur. Navegamos de través con viento de 25 a 30 nudos bajo un cielo azul pálido, con la espuma de mar que lanzamos por la proa como únicas nubes. Cargar en una bola de espuma de mar hace que salir a cubierta sea mojado, pero hay un aspecto positivo. Dado que las finas gotas van continuamnte a sotavento, nos acompaña nuestro propio arco iris privado... un recordatorio siempre presente de que hemos dejado atrás los oscuros días del Sur profundo.
Esta mañana nos ensordeció un Hercules de la base de la Royal Air Force [fuerza aérea británica] en las islas Malvinas. Los chicos habían salido a su vuelta de rutina y bajaron a mirar cuando nos vieron. Tuvimos una buena charla por VHF y nos felicitamos unos a otos por nuestro buen aspecto, uno como gran pájaro del cielo y el otro como una pequeña mancha en cabeza de una blanca y espumosa línea a lo largo del mar sacudido por el viento."
Conrad Colman

Email from the boat ( -40.4874,-41.5835 ) top ↑

MAR 20, 2015 - 10:23 (GMT +1)
Nandor Fa: "Hemos tenido mucha suerte hace tan solo una hora. Por supuesto, golpear con algo por el camino que no cause demasiado daño en el barco es, de por si, ser afortunados. Estaba sentado afuera, debajo del techo -como mínimo siempre hay alguna cosa que debe ser ajustada-, cuando de repente el barco ha bajado hasta los 5 nudos de velocidad desde los 13, y yo me he golpeado la cabeza en la burbuja con el impulso. Inmediatamente he sabido que habíamos chocado con algo, no sabía qué ni con qué. He saltado hacia la parte trasera para ver los timones, afortunadamente no había ningún problema allí. He recogido la 'hidro' para que no se dañara, y luego he empezado a tirar de la orza. Ha salido sin problemas, pero seguíamos quietos en el mismo sitio. He llamado a Conrad para que me ayudara, teníamos que hacer unas maniobras de nuevo. Se ha vestido en un momento y he enrollado el stay. Apenas hemos podido coger suficiente velocidad para orzar el barco. Al final lo hemos hecho, y nos hemos parado completamente unos segundos. Hemos estado pacíficamente a la deriva durante 10 segundos cuando he visto un enorme paquete de red sin remordimientos. No una simple red irregular, sino una rectangular y simétrica, en forma de ladrillo, algo acolchado que medía unos 1'5 x 3 metros, hecho de cuerda azul cielo y de unos cuantos centímetros de grosor. Ya estaba prácticamente llena de conchas así que no se perdió ayer. Si no hubiera golpeado la quilla, uno de los timones habría sido la víctima y también podría haber dañado la 'hidro'. Algo, quizás no ahora, ha golpeado la orza también, porque el borde posterior estaba un poco dañado".
Conrad Colman:
"Estamos en medio de los 40 rugientes y parece que estemos de vacaciones. En nuestro descenso del Atlántico sentíamos un hormigueo esperando llegar a esta latitud; a punto para hacer frente a los mares del sur, los vientos fuertes del oeste y el encuentro de nuevo con los albatros planeando. En el camino de vuelta todo esto parece ya anticuado. Todavía tenemos nuestros solitarios y alados compañeros, pero pronto darán media vuelta hacia las grandes olas del sur. Tenemos 35 nudos de viento que cuando te salpican la cara con agua a 17 grados te dan una sensación cálida y cariñosa, principalmente después de las toneladas de agua fría y entumecedora que nos han caído encima durante las últimas semanas. De hecho, es increíble la velocidad con que hemos pasado del sur congelado a climas más templados.
Ahora estamos a la mitad de la costa argentina y me puedo imaginar los gauchos a caballo, guiando sus rebaños arriba y abajo de la pampa. ¡Unos vecinos muy diferentes después de semanas con pingüinos atlánticos detrás nuestros hombros! Avanzar en dirección norte significa que hay un tipo de energía diferente en la atmósfera. Hay menos de aquella fuerza elemental y agobiante... ¡ahora es más sospechosa, voluble y eléctrica!
Ayer noche disfruté del mejor espectáculo luminoso de mi vida cuando un relámpago con forma de tenedor brilló durante horas, iluminando las nubes de un horizonte al otro. Extrañamente hay muy pocas de estas, si las hay, cadenas de truenos y me sentí como si estuviera mirando una película de acción sin volumen. Veía los flashes, pero no oía las explosiones.
Estoy tumbado en la cabina y estaba comprobando el ajuste de las velas cuando, en el cielo, se ha hecho de día; largas series de rayos quemando a la vez para crear flashes que duran menos de un segundo. Con varios focos activos al mismo tiempo las velas son, alternativamente, de un blanco brillante o una silueta negra perfilada contra el flash que llega desde detrás. He tenido que 'disfrutar' cada flash varias veces, puesto que quemaban dentro de mis retinas y podía ver detalles nítidos, como por ejemplo el logotipo de Harken en el cabrestante, incluso con los ojos cerrados.
Quizás mañana haré algo más mundano, sólo para mezclar las cosas. ¡Iré a la oficina de correos!"

Email from the boat ( -37.2743,-40.2268 ) top ↑

MAR 21, 2015 - 11:34 (GMT +1)
"Estamos remontando la costa argentina con un buen progreso hacia el noreste pero, ¿cuál es el plan? La navegación oceánica es como el ajedrez, siempre tienes que estar pensando tres movimientos por delante, así que la planificación es esencial.
Ya encontré la pierna sur de la regata aburrida desde el punto de vista estratégico, con la zona de exclusión creado una zona al que no puedes ir hacia el sur y con la mayoría de vientos favorables invariablemente justo fuera de los límites. Así pues, toda la flota espiritó hacia el este y hacia el sur tanto como podía, trasnochando hasta donde se le permitía. Una cosa no exactamente emocionante. Así que con mucha anticipación pude escoger opciones en un gran Atlántico Sur desde que doblamos cabo de Hornos hace unos cuantos días.
El Cheminées Poujoulat, el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton realizaron un buen progreso con un sólido movimiento hacia fuera, hacia el este, mientras el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos optaron por una ruta más norte, seguidos después por el Renault Captur. Nuestro paso por el estrecho de Le Maire hace cuatro días estuvo determinado por una depresión que vi formarse a principios de semana y que tocamos ayer (mirad la imagen que os adjunto). Mientras tanto, hemos navegado de través con viento del noroeste de una zona con una pequeña de alta presión delante nuestro, y nos ha permitido ir rápidos sin demasiado cambios y prepararnos para el fin de semana.
El tirachinas de este intenso sistema de depresiones nos dejará corriendo en buenas condiciones hasta el domingo, y después deberíamos entrar en la órbita de otra pequeña depresión en la latitud de Uruguay que nos debería reportar buena presión para la primera mitad de la próxima semana. ¿Y después? Bueno, mi bola de cristal empezará a nublarse, pero cuando lleguemos allí tendremos nuevos y frescos partes meteorológicos con los que trazar un plan de ataque en la ruta que tenemos por delante.
Teniendo dos partes meteorológicos al día y realizando, constantemente, pequeños ajustes en nuestro rumbo debería ser capaz de implantar una estrategia a largo plaza que reduzca las sorpresas y para evitar lo peor de las grandes tormentas y las flojas calmas. Esta es, por lo menos la teoría, ¡pero todo aquel que siguiera nuestros primeros días en el mar sabría que esto no siempre funciona así!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -34.3824,-38.8345 ) top ↑

MAR 22, 2015 - 10:53 (GMT +1)
Nandor Fa:
"Me quité el traje seco, fui a la cama, y ??estaba a punto de arreglar la almohada cuando oí un gran golpe y las quejas de Conrad. Salté, Conrad estaba tirado en el suelo en una postura retorcida, en silencio. Ya no gemía más.
Traté de ayudarle -tal como habíamos aprendido- mientras hablaba con él. Ya estaba consciente, pero no completamente. Tenía un moretón en la frente, y no podía levantar su brazo izquierdo.
Poco a poco me di cuenta de que la embarcación se había clavado en una ola, él se deslizó, y entró en la cabina con la cabeza primero, en vez de con los pies por delante. Sospecho que la frente tocó suelo en primer lugar y a continuación los hombros y los brazos. Necesitamos una media hora para revisarle de arriba a abajo, e identificar que nada se había roto o torcido; sólo era dolor.
En su frente tiene una chichón del tamaño de la mitad de un huevo. Cuando tomé la foto, ya era capaz de esbozar una débil sonrisa. Le di una taza de té con miel que había hecho para mí, y lo dejé reposar en el suelo durante una hora".
Conrad Colman:
"'Es como montar en un caballo de rodeo o en una montaña rusa. Es intenso. Requiere concentración al 100%, no solo llevando el barco, si no que también cuando te mueves por él. El movimiento es muy violento. No hay un patrón de ola en estos momentos, son cortas y vienen juntas lo que hace que la cabalgada sea incómoda'.
Esta palabras no son mías, viene del equipo femenino Team SCA de la Volvo Ocean Race, pero describen a la perfección la tarde de ayer. Como esperábamos, el viento creció del NW con el acercamiento de la concentrada depresión que nos ha estado alcanzando en los últimos días. Finalmente, el frente frío rompió en ráfagas de 40 nudos y un diluvio que removió las aguas con humeantes crestas blancas. Siempre hay un cambio abrupto en la dirección del viento siguiendo un frente frío. Después un viento nuevo del SW nos permitió aliviar las escotas y empezar a virar hacia el norte, de través. De todos modos, como en la cita de arriba, el barco golpeó de forma horrible sobre las olas creadas por la intersección de los nuevos vientos con el patrón antes establecido por las olas. Intentábamos que el barco no golpease y, por el contrario, fui yo. Viniendo de la cabina, un particular y largo golpe hizo que perdiera mi agarre, me patinó la mano, y me lanzó de cabeza contra la sentina.
Aterricé sobre el hombro izquierdo y sobre la cabeza, me disloqué el hombro y me hice un chichón en la cabeza del tamaño de un huevo. Chillé para Nandor, que corrió desde su litera para ayudarme a sentarme. Cuando intenté girar la cabeza me vi obligado a tumbarme de nuevo, en confusa agonía. Ya me había dislocado el hombro derecho y me lo tuvieron que reparar quirúrgicamente en 2012. Solo esperaba poder evitar esta suerte otra vez con mi nueva lesión. Tengo un buen rango de movimiento pero me duele mucho y tengo una significativa sensación de debilidad en la articulación.
Por suerte tenemos condiciones clementes para los próximos días pero Nandor tendrá que realizar las maniobras él solo puesto que yo sólo soy capaz de tomar escotas, pero no de manejar los winches de momento. Será un buen entreno para su Vendée Globe pero espero poder recuperarme rápidamente para el final. ¡No me gusta quedar relegado al papel de simple lastre, y con un dolor tremendo!"

Email from the boat ( -31.7405,-37.7634 ) top ↑

MAR 23, 2015 - 10:50 (GMT +1)
Nandor Fa:
"Por desgracia Conrad estará fuera de juego por un tiempo, quizá sólo unos días, porque aunque su cabeza está bien, su hombro está lesionado y no puede trabajar con él. Ahora es simplemente un observador y asesor. En las próximas ocho horas seguiremos en esta amura, pero después tendremos que trasluchar e ir al Noreste. Más tarde, cuando el viento role más, esta virada nos llevará más al norte, con suerte, y podremos acercarnos a los alisios del Sudeste.
El océano está a 20,4º de temperatura, hace un calor agradable y además el sol casi brilla. Todavía tengo que usar mi traje de agua, pero estoy caliente con él. Mis dedos de ambos pies han sufrido por llevar las botas todo el tiempo, especialmente el izquierdo. Está hinchado y me duele. Como no tenemos mucho espacio para caminar aquí, a veces necesito caminar en un punto para entrenar un poco mis piernas. Sigo masajeando los dedos, y eso ayuda un poco. Todo irá, ya estoy usando más los zapatos, así que están mejorando.
Hacía semanas que no usábamos el gennaker. Empecé a escarbar metro a metro para encontrarlo y sacarlo a cubierta. Se ha llenado de agua desde la última vez que lo usamos. Cuando estuve listo, enrollé el solent e icé el gennaker- para entonces, Conrad había salido también, pero no puede ayudar. Su hombro izquierdo no está ajustado y lo estaba aguantando con el derecho. Se veía que estaba sufriendo por no poder ayudarme y porque le dolía.
Hay tanta potencia en la nueva vela. La velocidad sube rápidamente. Es fantástico, y lo disfrutamos mucho, navegando a una media de 15 nudos, y en camiseta. Además, por primera vez después de dos meses he quitado la cubierta de protección y el mundo se ha abierto.
Corremos hacia el Noreste bajo un sol brillante, en la buena dirección y con buena velocidad. Hay unas pocas nubes que afectan al viento, pero a fin de cuentas seguimos robando millas en condiciones ideales."
Nandor Fa

Email from the boat ( -28.6362,-34.9862 ) top ↑

MAR 24, 2015 - 13:10 (GMT +1)
El cielo estaba lleno de estrellas por la noche, y solo había unas cuantas nubes que desaparecieron pronto. Estábamos navegando bien, en la dirección correcta. Con el atardecer se nubló bastante, con grandes y extensas lluvias aquí y allí, las cuales no habrían sido ningún problema si no hubieran afectado al viento. En la segunda parte de la noche no pudimos progresar como deberíamos porque el viento no sopló como estaba previsto. Íbamos más hacia el Norte, lo cual es bueno en general, pero deberíamos seguir hacia los 50º para continuar con nuestro routing y así llegar a la depresión unos cuantos días después.
Por la mañana vimos una gran nube negra, una de sus patas alcanzó el agua, la otra se acercaba a nosotros. Era solo cuestión de minutos que nos cubriera. Tomé el riesgo de endurecer todo lo posible el gennaker - con el A3, 130º es el límite. Ganamos velocidad, y en menos de una hora estábamos fuera de las nubes. No habíamos salido de esta cuando topamos con otra, ¡más grande y más negra! Por un momento pensé en correr el mismo riesgo que antes, pero el viento subió hasta los 23 nudos y toda la situación meteorológica se volvió más dura que antes. Arribé, enrollé el gennaker e icé el solent. Finalmente también dijimos adiós al 'gran hermano'.
Subir el gennaker significa darle 280 vueltas al pedestal - sin parar porque si paras alguna gratil podría desenrollar toda la vela y deberías empezar de cero. 280 vueltas son, aproximadamente, lo mismo que su equivalente en flexiones. Conrad está en cama, necesita descansar. Durante la noche hizo una guarda con el brazo atado. Estando medio dormido pude escuchar como él trataba de cazar o soltar las velas. Obviamente lo hacía con una mano. Progresamos bien hasta la tarde, entonces el viento se calmó. Me afeité por primera vez desde Bluff. Quiero cortarme el pelo también, quizás mañana. En la noche siguiente:Pude descansar por la noche. El viento había aumentado y las olas también - lo cual era, hasta el momento, lo que decía la previsión. En cuanto a nuestra velocidad, no nos preocupa, pero de repente el viaje se ha tornado más incómodo. Es especialmente duro para Conrad, puesto que es imposible dar un solo paso sin agarrarte al barco con ambas manos. Las olas vienen de todas las direcciones posibles y el barco se mueve en todas direcciones también, como si nos quisiera agitar fuera de él. De pronto el tráfico marítimo ha aumentado, estamos, probablemente, cruzando una línea marítima entre África y Sudamérica. Afortunadamente el AIS y el radar funcionan bien. Nos comunicamos por radio cuando es necesario. El AIS me acaba de alertar de que podríamos entrar en peligro con un barco en los próximos 50 minutos. Aún está lejos, pero esto significa tener que prestar mucha atención. No os preocupéis amigos, ¡mantendré los ojos abiertos!
¡Temperatura del agua: 23,1°C!"
Nandor Fa

Email from the boat ( -24.9324,-33.6762 ) top ↑

MAR 26, 2015 - 12:39 (GMT +2)
"Bueno, hoy he ido a la oficina de correos. Como la oficina de correos en Francia es también un banco, esto normalmente implica esperar en la fila mientras una abuela pone sus cuentas corrientes a nombre de su gato para mantenerlos fuera de las garras de su familia. "¿Hay alguna forma particular de escribir el nombre de 'Mr. Bigotes ', Madame?" ¡Al menos esto es lo que me imagino que está pasando porque todo parece una eternidad!
En la oficina de correos oceánica que no hay esperas, sin colas, no hay sellos y la única moneda es proporcionada por las corrientes del océano. Como ya habrán adivinado, tomé una página del clásico del rock'n'roll de Police y hoy ¡he enviado un mensaje en una botella! Además de las naranjas y las manzanas, cogimos una buena botella de Pinot Noir, un trago muy bueno para tomar junto a los liofilizados en el sur.
Conozco a un sistema de entrega que probablemente dejará mi mensaje cubierto de polvo en una costa solitaria en algún lugar de África, pero voy a ser optimista. De vuelta en Nueva Zelanda durante un crucero de vacaciones en el barco familiar envié una carta en una botella diciendo que era un grumete polizón y ¡recibí respuesta! Un peinador de la playa encontró la botella y me envió una respuesta adjuntando mi nota. Las probabilidades de que esto vuelva a suceder son pequeñas pero es un método de mi locura. Estamos a 70 millas de distancia de donde tiramos la baliza científica Argo, el 23 de enero, y vamos a ser capaces de extrapolar de su deriva dónde podría terminar mi botella. Supongo que esto es lo más parecido a un número de seguimiento en el sistema postal oceánico.
Cuando no he estado jugando a Postman Pat, Nandor y yo hemos probado con la cirugía laparoscópica. Anoche, cuando me hice cargo de la guardia después de Nandor, intenté tirar un poco del Código 0 y me di cuenta de que el pedestal que impulsa a nuestros tornos estaba atascado. Con relámpagos iluminando las oscuras nubes a barlovento este no era el mejor lugar para quedar con las velas atrapadas de nuevo. Aprovechamos un período de calma para que Nandor enrollara la vela con sólo el asa superior de la maquinilla y luego tratamos de entender el problema.
Es evidente que una de las cadenas que transfieren la carga del cabrestante pedestal hacia la caja de cambios se había roto y lo había atascado todo. Es un complejo sistema de cajas de engranajes, cadenas, tubos de transferencia de par de torsión de fibra de carbono y cubiertas protectoras; y si lo quitábamos todo no teníamos ninguna garantía de poder volver a juntarlo con el barco balanceándose y rodando. Llegamos a una simple y dramática solución: perforar un agujero de 5cm a través de la base del pedestal para obtener acceso a las ruedas dentadas. Hemos sido capaces de sacar la cadena rota y luego con cables largos de acero inoxidable, doblados "solo un poco", y los faros, pudimos alinear la cadena buena y volver a trabajar. Mi frontal Light and Motion Solite fue impresionante porque pude despegar la luz de la batería y juntarla a la herramienta para meterla por el agujero, verdadera cirugía laparoscópica.
Cuando no estamos jugando a cirujanos y carteros, como marineros estamos haciendo buenos progresos; incluso con las previsiones que no han sido las más exactas últimamente. Mi hombro va mejorando día a día, pero todavía estoy teniendo mucho cuidado. Cuando hacemos un cambio de vela salto para ayudar a Nandor, pero sólo con la mano derecha en la manija del cabrestante. ¡A este paso voy a tener un brazo como Popeye y el otro como Campanilla!"
Conrad Colman

Email from the boat ( -22.0759,-33.0067 ) top ↑

MAR 27, 2015 - 10:41 (GMT +2)
"Tenemos compañía. Es un pájaro del mismo tipo de uno que aterrizó a bordo del St. Jupát [nota: el barco con el cual Fa dio la vuelta al mundo por primera vez con su compatriota y amigon grisáceo y con un pico largo y afilado. Parece salvaje.
Aterrizó sobre la cámara, en la antena de la consola, intentando mantener el equilibrio. Conrad lo cogió con cuidado, le hicimos unas cuantas fotografías y lo dejamos en cubierta, que es bastante más estable y cómodo. Desde entonces ha estado allí sentado, viajando con nosotros. Al principio apenas me atrevía a pasar por su lado, por miedo a asustarlo. Pero no le importa, está descansando.
Hace dos días el Cheminées Poujoulat llegó como ganador de la regata. Queremos felicitarles en este breve e-mail. Han hecho una actuación fantástica y merecen este éxito.
'Estimados Jean y Bernard,
Desde fuera, vuestra regata ha parecido muy suave, desde la salida hasta el final. Vuestros cambios de viento han sido precisos, saltando de un ciclón a otro; y, después, navegando como si nada. Uno sólo se pregunta: ¿Cómo se lo hacen estos dos para saberlo todo tan bien?
Porqu József Gál] y, además, en la misma zona. Es bastante particular, quizás porque está cansado o, simplemente, es que es así por naturaleza. Oscuro, con un plumaje de color marróe, vale, hay gente que tiene más suerte que otra, pero durante una carrera tan larga, teóricamente estos factores se acaban igualando al final. También podríamos decir que vuestro barco podría encontrar el camino a través de los océanos con los ojos cerrados, ya que lo ha hecho muchas veces, y que si tuvierais bastante comida y bebida, podríais sobrevivir durante meses.
Pero nosotros, que todavía estamos entre la flota, en la misma regata en qué vosotros lo hicisteis, sabemos que el océano no te regala ni siquiera una milla. Cada pequeño paso a lo largo de la regata es un trabajo muy duro y pide un montón de conocimientos y experiencia, tanto para vosotros cómo para cualquier otro. Hay un montón de problemas técnicos que aparecen más tarde en medio del mar, muchas luchas frustrantes. Y mantener el barco vivo pide un trabajo sin descanso.
Por lo tanto, después de casi tres meses de lucha os merecéis el confort de estar en tierra, en puerto, y disfrutando del aprecio de la gente que os rodea. ¡Disfrutadlo! ¡Felicidades desde el fondo de mi corazón por vuestra llegada sanos y salvos!
Nandor, desde el Spirit of Hungary.'
Al alba, a las 04:30 UTC del miércoles, cruzamos nuestra propia estela, con lo cual nuestra circunnavegación está prácticamente completa, sólo nos falta llegar a casa.
Por la mañana, nuestro pájaro se ha arreglado las plumas, se ha sacudido cómo si hiciera estiramientos y se ha ido volando, dejando sólo atrás unas cuantas manchas para nosotros. "
Nandor Fa

Email from the boat ( -17.5232,-30.9982 ) top ↑

MAR 28, 2015 - 14:10 (GMT +2)
"Nandor Fa:
'Ayer por la tarde navegábamos con un rumbo muy norte con la mayor y el Código 0 con 5-10 nudos del este, lo que nos mantiene con un rango de 40º. Ya es verano ahora. Ayer, mientras reparaba el pedestal, pude notar cómo me tostaba al sol. Empecé a trabajar bajo la sombra de la vela per progresivamente el sol fue dándome alcance. Me quemé, lo cual no es una sorpresa con lo blanco de piel que soy, además hace una semana estábamos en invierno.
En algún momento de la noche Conrad me llamó para el cambio. No tengo ni idea de que hora era, tampoco lo sé ahora. Rápidamente me hice un café-despertador, que me sentó muy bien, e icé el J1 haciendo caso al parte meteorológico. Mientras estaba trabajando, vi una estrella fugaz. No una cualquiera, era blanca como la nieve y más resplandeciente que cualquiera que hubiera visto hasta el momento. ¡Rápidamente pedí un deseo!
He sacrificado una de mis camisetas blancas, la he cortado y me he hecho una cubierta para la cabeza y el cuello. En caso de que haga más calor lo necesitaré.
El viento se calmó hasta los 2,5-4 nudos, y casi no podía ni hinchar la vela. Después se calmó completamente y nos quedamos parados. Por ahora nuestro programa es el conocido como 'espectáculo de aplausos, crujidos y chirridos', otra vez. Debo admitir que el crujido en este caso es el chirrido de mis dientes.
¡El AIS es un milagro! Había dos barcos acercándose a nosotros, uno desde el noreste y otro desde el noroeste; fácilmente ambos podrían haberse topado con nosotros porque no tenemos forma de escapar. El AIS nos alertó, luego nos proporcionó toda la información del barco: de dónde viene, a dónde va, velocidad... Después les llamé, por su nombre, por el canal 16 de la VHF y les pedí amablemente evitar la colisión. Enseguida respondieron a la llamada con su nombre y el cambio de dirección. Antaño, aquí en el océano o en cualquier parte, esto no era así. Esto es muy bueno.
Hoy el día lo he bautizado como el día de la paciencia y de la tolerancia navegando.'
Conrad Colman:
'Status: Atrapados (¡Otra vez!)
Todo esto parece misteriosamente familiar. El sol punzante, el mar brillante como aceite, la falta de esa preciosa motivación... ¡el viento! En nuestra prolongada huida del mar de Alborán al principio de la regata, me sentí como si nos hubiese castigado un panteón de dioses. Atormentados de nuevo por míseras ráfagas, el mito griego de Sísifo, que fue castigado en el Hades, me viene a la mente. Forzado a hacer rodar una roca colina arriba a perpetuidad, que siempre volvía a caer de nuevo, seguramente Sísifo sentiría simpatía por nuestros interminables esfuerzos para seguir al caprichoso viento, sacando poco fruto de nuestra lucha.
Después de navegar rápido de través desde el cabo de Hornos hasta la costa sur de Brasil, albergábamos esperanzas de marcar nuestro nombre en esta parte del recorrido. Tristemente, las ruedas se salieron de este sueño, ya que hace días que estamos atrapados en un espumoso lío de depresiones y cuñas anticiclónicas, una turbulenta zona de transición sin viento limpio, que se extiende hacia el este desde la costa a lo largo de más de mil millas. Por lo tanto, con nuestra ruta cortada, no tenemos otra elección que pelear para avanzar lentamente, como haciendo aquajogging en melaza.
Aunque el barco se ha ralentizado, nuestro ritmo a bordo ha crecido. Las 'calmas' que hemos encontrado son en realidad un baile lento entre parcelas de aire enfrentadas, un equilibrio dinámico entre fuerzas opuestas. A medida que el extremo de estos sistemas se aproa, el terreno ganado o perdido por cualquiera de los lados hace que el viento dé vueltas en círculo, así que viramos y trasluchamos, enrollamos y desenrollamos ad infinitum bajo un cielo estrellado o días abrasadores. Llevo un sombrero de ala ancha y capas de crema solar, mientras que Nandor ha rasgado una camiseta vieja y lleva un look Laurence de Arabia bastante cautivador. Hemos estado ocupados con el mantenimiento también, primero con nuestra cirugía de cerradura en el pedestal del winch, seguida 36 horas después por una reconstrucción completa. El cargador de la batería del starter cayó, víctima de la humedad por nuestro problema previo con los pernos de la quilla, pero pusimos el cable de la bomba del pantoque en su lugar. Principalmente conseguimos energía 100% limpia del movimiento del barco vía hidrogeneradores, pero con la velocidad cayendo, necesitamos el motor para cargar las baterías. Esto es esencial, ya que necesitamos alimentar no sólo los instrumentos, ¡sino también la potabilizadora! Con el sudor chorreándonos, somos increíblemente dependientes de esta alquimia que a partir del diésel crea agua fresca.
Tened en cuenta que todas estas maniobras las he hecho por mi parte con una mano. Durante mi guardia más reciente, todavía podía enrollar el solent, poner el génova J1, trasluchar y darle al molinillo para ajustar los bacstays... todo con el brazo derecho. Cuando trabajamos los dos, me pongo al coffee con Nandor pero me siento fatal por poder contribuir sólo por un lado. Le toca hacer la mitad de mi parte también. De todos modos, él dice que este entrenamiento en solitario le ha resultado increíblemente útil para su futuro. El dolor en mi hombro se ha reducido a un ligero dolorcillo y aunque he recuperado la mayor parte del rango de movimiento, me da miedo haber dañado de verdad la copa interna de la articulación, o el labrum, o haber elongado los tendones. Siento la articulación como una mano pequeña en un guante grande. Funciona, pero no se puede evitar sentir que hay algo más de espacio del que necesitas.
¡Espero seguir mejorando!'"

Email from the boat ( -10.4791,-29.6131 ) top ↑

MAR 31, 2015 - 14:01 (GMT +2)
"¡Listos par la pelea!
Las calmas ecuatoriales son infames para los navegantes, especialmente para los que tienen prisa, como nosotros. Esta es típicamente la zona del sol abrasador, el viento ínfimo, los nervios fritos y los barriles [scuttlebutts] en el original inglés] sedientos. Desafortunadamente nuestra suerte con el tiempo sigue siendo la misma, es decir, que estamos enfilados hacia un desafiante cruce de una amplia franja con poco viento o sin viento, de los cinco grados al sur del ecuador a un grado norte. En un caso clásico en el que el rico se hace más rico, o al menos llega a casa más pronto, los líderes pasaron sin apenas ralentizarse cuanto estuvieron aquí hace un par de semanas.
Los principales motores de las calmas ecuatoriales son las áreas de altas presiones del océano Atlántico: el anticiclón de las Azores en el norte y el de Santa Elena en el sur. Girando en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte y antihorario en el sur, estas ruedas conducen los estables alisios hacia el ecuador: vientos del Noreste del anticiclón de las Azores y del Sureste del de Santa Elena. La colisión entre estos vientos, y el inmenso calor del sol directo crean este tiempo caprichoso por todos conocido, aunque las cosas por lo general se suavizan cuanto más al oeste vas.
Desafortunadamente, ese no es nuestro caso, ya que las ruedas de alta presión están rotas. En el Sur, un frente frío a la inusual altura de Rio ha destruido el anticiclón, y en el Norte, una compacta borrasca frente a la costa de Guinea está causando estragos. En vez de dos engranajes encajándose, ahora imaginad dos mangueras con sus chorros de agua dirigidos el uno contra el otro. Los flujos del norte y del sur se divide por su confrontación y cada uno de ellos arroja su energía hacia el Este cerca de África y hacia el Oeste cerca de Brasil. En el medio no habrá prácticamente nada de viento en absoluto. Nuestro objetivo ahora es permaneces justo en el límite Oeste de este lío de vacío, lo suficientemente al oeste para encontrar algo parecido al viento pero lo suficientemente al este para que nuestro ángulo hacia el Norte sea bueno cuando hayamos escapado.
Este tipo de formación meteorológica es extraño y puede que se deba al hecho de que empezamos tarde en la temporada. La Vendée Globe le de Francia para la vuelta al mundo sin paradas en noviembre. La Volvo Ocean Race tiene que dejar más tiempo para sus etapas largas y sus escalas, así que salen en octubre, ¡aunque en sus inicios salía a finales de verano! En cambio, la Barcelona World Race sale de Europa el 31 de diciembre, permitiendo que haya tormentas otoñales más energéticas para después desbaratar el balance de potencia en el Atlántico Sur a nuestro regreso.
Así que con mi hombro fortaleciéndose día a día, estamos preparados para una larga batalla con los chubascos que merodean, el viento intermitente, un sol estúpidamente potente e interminables cambios de velas. La preparación mental es clave para los próximos días, ya que es posible perder la fuerza para seguir adelante empujando, o gritar hasta quedarse afónico de frustración. Lo que necesitamos es una delicada mezcla de "qué será, será" y una de mis frases favoritas: "Cuando estás corriendo en el infierno, ¡no te pares!". Los scuttlebutts eran barriles de agua colocados en el puente de los antiguos barcos, donde los navegantes podían beber o congregarse para charlar. La versión de madera y hierro de la moderna fuente de agua fría como centro de conversación."
Conrad Colman

Email from the boat ( -3.3956,-30.2818 ) top ↑

ABR 1, 2015 - 08:48 (GMT +2)
"Si la suerte y la energía continúa con nosotros y llegamos a Barcelona habremos dado un paso muy grande. Para Conrad, este es una referencia excepcional para sus metas, y para mi será una gran cantidad de información y experiencia de cara a mi proyecto. He pagado el precio ahora, así que seré capaz de seguir adelante en el futuro. Incluso con 61 años he ganado mucho más que experiencia profesional. Experiencia personal, logros, y munición física y mental que he redescubierto después de tanto tiempo.
Habiendo navegado en esta regata ahora conozco que el barco tiene una velocidad potencial buena, pero necesita mucho trabajo, entrenamiento y preparación sistemática (así como han hecho otros) para demostrar su rendimiento. No existe el éxito barato y fácil de conseguir. Ni para mi ni para los demás. Simplemente no vemos la cantidad de horas que le dedican otros.
Por lo tanto, estoy convencido de que la decisión de empezar la regata fue la correcta, aún siendo nosotros los que 'cerraremos la puerta al llegar. Pero, con todo, ¡hemos ganado! "
Nandor Fa

Email from the boat ( -4.9525,-32.3377 ) top ↑

ABR 2, 2015 - 17:06 (GMT +2)
Nandor Fa:
"La manera en que pasamos las calmas ecuatoriales fue fenomenal. Ya tuve suerte aquí en el '92 en el camino de bajada, cuando crucé la infame "Latitud del caballo" (alta subtropical) del mismo modo que ahora. (Se le llamaba "Latitud del caballo" en la gran era de los clippers, porque los barcos se quedaban encallados allí durante tanto tiempo que los caballos de los soldados morían).
Por la noche los cumulonimbos han aparecido en el cielo, como prueba de las masas de aire ascendentes. Este fenómeno es la colisión de las masas de aire del sureste y del noreste al forzarse a subir la una a la otra, lo cual es favorecido también por la subida térmica como resultado de la cálida temperatura. Se forma una franja de amplitud variable con forma de ameba, donde las enormes masas de aire significativamente húmedo caen en forma de chubascos. Esta interminable guerra de conflictos de vientos surge a partir de la rotación de la Tierra y el calor del sol, y aunque enormes poderes se mueven, los chubascos y el aire ascendente matan el viento.
Así que los chubascos han aparecido y hemos corrido entre ellos de una forma tan afortunada, que pudimos navegar en la "corriente" entre las dos masas, donde pudimos avanzar con entre 10 y 16 nudos hacia el Norte. Realmente disfruté mientras el "tren" nos llevaba. En el radar vi dos tormentas enormes por encima y por debajo de nosotros, entre las cuales el chorro de en medio nos llevó. Al amanecer, las calmas quedaban atrás.
Una enorme cantidad de algas nos complican la vida, algo que no he visto aquí antes. Me siento como si estuviese navegando en el mar de los Sargazos. Forman islas, están por todas partes, y se enganchan en la quilla, las orzas de deriva, el timón, los hidrogeneradores... todo. Cada media hora retrocedemos, porque el barco casi se para en la ratatouille de algas. Después de navegar así durante horas, la ratatouille parecía hacerse más fina."
Conrad Colman:
"¡Oh, muy cerca del ecuador!
En mi último post escribí que estaba mentalmente preparado para afrontar lo peor de los impredecibles y volubles vientos que nos podrían lanzar las calmas ecuatoriales. En mi mente me veo como Al Pacino en "Un domingo cualquiera" dando su legendario discurso en el vestuario sobre como podrían "salir del infierno... pulgada a pulgada". Sin embargo, hemos tenido una navegación bastante tranquila, y me lo pasé muy bien la noche anterior haciendo slalom entre los últimos aguaceros con el gennaker grande arriba alcanzando a veces los 16 nudos de velocidad sobre un pedazo de mar en que se pronosticaban 1,3 nudos de viento. ¡Al final de esta carrera estábamos un día y medio por delante del routing! Mucho camino luchando pulgada a pulgada.
Nuestro sorprendente buen progreso ha sido interrumpido por grandes islas de algas de Sargazos, normalmente encontradas en el mar de Sargazos (curiosamente) al norte de Guyana. Estas algas están hechas de pequeñas piezas puntiagudas que individualmente no son algo de lo que preocuparse, pero que se agrupan para formar parches, y los parches se convierten en islas, y se mantienen unidos como velcro motivado. Basta que un zarcillo se envuelva inocentemente en torno a la quilla, la orza o el timón y en cuestión de segundos sus compañeros se suman y crean una enorme bola cuya fricción puede reducir a la mitad la velocidad del barco, en estos vientos ligeros, y crear suficientes turbulencias en los timones que apenas te permiten controlar el barco. Cada vez que un grupo se instala en el timón tenemos que poner el barco "marcha atrás" para quitarlas. Esto significa que ponemos la proa del barco directamente hacia el viento y la sostenemos mientras, con las velas aleteando, la velocidad se reduce a cero, entonces se convierte en negativa, mientras que las algas se van flotando libremente. Esta maniobra deja a menudo el viento en el lado equivocado de las velas, que nos empuja a una virada rápida y una trasluhada para recuperar nuestro buen curso... Nuestro rastro en el plotter está cubierto con pequeños círculos al azar, pero sigue siendo más rápido que el de continuar con las algas pegadas a la embarcación.
Estando tan cerca de la línea del ecuador este trabajo se convierte en algo caliente, así que anoche me emocioné cuando el Spirit of Hungary fue envuelto por una nube de lluvia masiva y tuve la oportunidad de darme una ducha. Las duchas en los doldrums siempre viene acompañadas de un poco de pánico, ¡ya que no quieres enjabonarte y que la nube pase antes de que te hayas enjuagado! Esta vez no tuve que preocuparme, ya que me dio tiempo a lavarme tranquilamente de pies a cabeza, sin dejar de avanzar entre la noche oscura. Debí dar un espectáculo cómico, desnudo, a excepción de mi frontal y mis zapatos, con espuma volando por todas partes cuando me acomodé para trimar las velas para responder a las rachas y momentos de calma. ¡Mi única esperanza era que Nandor no se despertara y pensara que había dejado su barco en manos de un loco bailando!
Aunque las previsiones sólo nos han servido para un cómico alivio últimamente, soy bastante optimista de que hemos escapado de la peor de los vientos flameantes y ahora deberíamos ser capaces de poner rumbo hacia el norte en una virada por avante hasta las Islas Canarias. A pesar de que todavía nos queda el equivalente de un pasaje transatlántico por completar, una vez pasas el ecuador te sientes como que estás casi de vuelta. ¡Ah, pero el viento acaba de morir! ¡Tal vez todavía estamos luchando por cada pulgada, después de todo!"

Email from the boat ( 2.5251,-34.0118 ) top ↑

ABR 3, 2015 - 09:35 (GMT +2)
Nandor Fa:
"Estábamos atrapados. No solo un poco, ¡mucho! Durante la noche entramos en una inevitable nube de lluvia, homogénea en más de 10 metros en diagonal. Hasta donde podíamos ver en el radar no había nada más que esto, y nos quedamos clavados como una estaca. Lluvia silenciosa, viento cero, y algas por todos lados, tan lejos como podíamos ver. Nunca había visto una cosa igual.
¡La trampa perfecta!
Ha sido todo lo mismo esta mañana. Después, hace una hora a las 8:30 UTC, el viento real empezó a soplar y subió a 20 nudos. Afortunadamente ahora estamos navegando de través así que nuestra velocidad ha aumentado. Antes de empezar navegábamos como una balandra de río, rápidos, el timón creaba una ola de un metro cubierta por algas de mar. ¡No quería parar, al final hacíamos alguna progreso! Pero al final no hubo otra opción, nos hacía ir demasiado lentos. Así que ligeramente di marcha atrás, y después continué. La parada no duró más de 3 minutos y después el sentimiento fue diferente.
Para aquellos que no se imaginan como dar marcha atrás con un barco a vela:
Simplemente orzar el barco contra el viento y se para. Si dirijo el barco correctamente, este caerá de una forma en que todas las velas se quedan a un lado, cogen viento y hacen que el barco se mueva de nuevo. Si doy marcha atrás de forma que el barco vire, es como salir del mi garaje tirando el cubo de basura del vecino sobre sus flores. Un poco incómodo, pero no una catástrofe.
Un poco más tarde...
De acuerdo con la previsión, deberíamos haber tenido el viento en contra, pero en realidad no teníamos nada de viento. El pequeño punto en el routing funcionaba muy bien realizando zetas contra el teórico viento, fuera de la pantalla soplaba el norte en alguna parte. Ya había hecho 40 millas, mientras estábamos parados en el mismo lugar. Entonces nuestro viento llegó, y el doblando la esquina que ganamos a nuestro pequeño punto. ¡Qué satisfacción!
Un poco más tarde...
A las 15:52 UTC saltamos sobre la línea de hierro, y comenzamos el último tramo de nuestra regata.
¡Una curva más en el Atlántico Norte y estamos en casa!"
Conrad Colman:
"Parece que mi parte meteorológico original esta bien y ahora estamos un grado al norte del ecuador aún intentando zafarnos de las garras de los doldrums. Ya no pienso en los vientos como volubles, si no como diabólicos, evaporándose y rolando en el momento requerido, volviendo loco a cualquier marinero que se precie. Con nuestra última reducción de velocidad me he puesto muy zen debido a que recurrí a la música y a un baile privado para mantener el espíritu arriba mientras las velas colgaban inútilmente a la luz de la luna.
Más temprano, nos deslizamos sobre el ecuador y de nuevo entramos en el hemisferio norte en mi séptimo cruce y el octavo de Nandor. Fue un hito emocionante puesto que ahora estamos en el tramo final de nuestro viaje, pero también fue una oportunidad para mirar hacia atrás a las 20.000 millas que nos hemos recorrido desde que estuvimos aquí en enero. Hemos tenido más que un justo repartimiento de dificultades, todas las hemos superado de diversas maneras y siempre hemos ido de un día al otro hasta completar toda la vuelta hasta aquí, en mitad del cinturón. ¡No está mal, teniendo en cuenta que los expertos menos optimistas apostaban que no íbamos a llegar más allá de Ciudad del Cabo!
Después de haber superado todo el ecuador, buscaba algo de entretenimiento en los vientos ligeros. Vi que un par de buques de carga estaban cerca, así que les llamé para preguntarles sobre cómo ellos, canosos marineros, celebrarían el cruce de la línea. A pesar de llamarles por el nombre de su barco, la mayoría me ignoraron por completo hasta que conseguí respuesta del capitán, con un fuerte acento ruso, del Baltic Summer. Él respondió que tenían a bordo a dos primerizos cruzando el ecuador y les sumergieron en la piscina por Neptuno, ¡para expiar sus supuestos pecados! Es evidente que estos rituales ocurren de manera diferente en los grandes barcos porque las tripulaciones de los barcos en regata generalmente sólo ¡se arrojan, el uno al otro, alimentos y viejos peces voladores cuano cruzan por primera vez!Ahora que estamos de vuelta en el norte, en la amura derecha y apuntando en la dirección correcta, todo lo que necesitamos es un poco de viento decente para impulsarnos de regreso a Barcelona. Dado que las previsiones están todavía lejos de ser exactas, iré a hacerme una bebida caliente, a ver si puedo encontrar algo de sabiduría en las hojas de té. ¡Deseadnos suerte y enviadnos algo de viento!"

Email from the boat ( 12.6087,-33.4901 ) top ↑

ABR 6, 2015 - 15:20 (GMT +2)
"Las islas de Cabo Verde son la puerta de entrada a los doldrums en el tramo de salida, por lo que ahora que nos acercamos a su latitud hacia el Norte, por fin podemos dejar que nuestros pensamientos se dirijan hacia la meta. Estaremos a su lado mañana, y es cuestión de unir las Islas Canarias con Madeira, Madeira con la aproximación a Gibraltar y después el último contorno hacia la meta. Después de nuestra fuga prolongada del Mediterráneo (cuando salimos), desde luego no confundo Gibraltar con el final pero después de decenas de miles de millas ya navegadas parece que seremos capaces de oler la llegada cuando pasemos el famoso peñón. Tal vez será nuestra familias las que nos puedan oler a nosotros, ¡más nos vale no olvidarnos de darnos un buen lavado de agua salada antes de acercarnos a la meta!
Ahora que hemos encontrado unos sólidos vientos alisios, nuestros días se rigen por unas simples repeticiones mecánicas. Pequeños cambios para trimar las velas en respuesta a las variaciones de fuerza y dirección del viento. Hacer retroceder el barco para limpiar los timones y la quilla de la maleza y algas de Sargasso. Reparar pequeñas fugas en el sistema de lastre, tan crucial en la reducción de golpes y pantocazos cuando navegas con el viento en contra. Estos son los ritmos que dan forma a nuestra vida.
Mientras una semana de navegar de ceñida por la amura de estribor puede convertirse en aburrido, a mi me gusta estar allí fuera con la certeza de tener el barco a mis pies y los pájaros y el cielo azul sobre mi cabeza. Las aves nos están prestando unas distracciones especial últimamente, ya que parece que estamos proporcionando un valioso servicio a nuestra escolta de alcatraces. Estos velocistas en linea rodean nuestra proa siguiendo la corriente ascendente justo delante de la espuma que genera la proa hasta que molestamos a un banco de peces voladores, y en ese momento aceleran y empieza la persecución. Es como ver a un guepardo alcanzar una gacela en las llanura de África, es fascinante ver los movimientos esquivos entre presa y cazador. Tras un ataque en picada y el chapoteo del agua, los peces voladores se sumergen en el mar buscando la seguridad y los cazadores terminan la persecución describiendo una rápida curva hacia mayor altitud, listos para ocupar su puesto en la proa esperando a que el próximo choque de ésta contra el mar lance más peces voladores al aire.
Les deseo una feliz caza, pues la pasada noche fui golpeado en la espalda por uno de estos misiles alados malolientes cuando comprobaba el trimado de la vela. La mayoría de peces huyen ante nosotros, pero hay algunos kamikazes en el grupo, atraídos por nuestras luces, que vienen directos hacia nosotros. Varias veces por minutos oímos el sonido repetitivo de su impacto, el aleteo cuando intentan volar sobre la cubierta, seguido de un chapoteo cuando consiguen volver a casa. Generalmente intentamos ayudarles a volver al agua pero muchos no lo consiguen puesto que no siempre los encontramos a tiempo o porque se han quedado de piedra por el primer impacto y hay poco que podamos hacer por ellos. Por mi parte, ¡no pienso correr el riesgo de oler igual que mercado de pescado de Tokio por intentar hacerle el boca a boca a un pez mareado con deseos de muerte!"
Conrad Colman

Email from the boat ( 14.4222,-33.4343 ) top ↑

ABR 6, 2015 - 15:20 (GMT +2)
Nandor Fa:
"Oí un impacto, después un aleteo intenso... Salí fuera, y ahí estaba, bajo la bolsa de cabos. Cogí sus alas y lo devolví al mar. Había otro junto a él, inmóvil. También lo lancé al mar. Cuando volvía a la cabina escuché el sonido de otro impacto, un silencio, y aleteo otra vez. Salí fuera, había aterrizado al lado de la cabina, de mala manera pero aún con vida volvió al mar. Aquí tenemos a otros dos que aterrizaron antes pero no vimos. Los devolví al mar. Cada tres o cinco minutos un pez volador llega, habiendo perdido la ruta, y muchas veces lo pagan con la vida. No son muy grandes, de unos 15 cm, pero no me los comería ni aunque fuesen más grandes. ¡Huelen fatal! Dejaría de oler así si los cocinase. Ya los he probado, y me arrepentí de ello.
El problemas con las algas no ha cambiado. Estamos ya en la latitud 12ºN y hemos tenido algas desde los 2ºS. Esto son unas 850 millas, cerca de 1.500 km, ¿cuanta alga sería? No me gustaría ser pescador aquí, deben coger más algas que peces, eso seguro. Por supuesto, supongo que utilizan redes bajas, pero aún así no debe ser fácil.
Nuestro corto verano se ha terminado, tenemos que ir vestidos durante el día también, y por la noche nos tenemos que abrigar. Aunque el agua aún esté a 21ºC, el aire solo es caliente cuando hay sol.
Mi esperanza de que las algas desaparecerán con la bajada de temperatura del mar. Su forma y apariencia ha cambiado, son más grandes y flotan de forma arbitraria solas, sin formar islas, probablemente a causa del viento y las olas. ¡Pero aún son buenas enganchándose al barco! Un poco menos, pero aún tenemos que parar de vez en cuando para sacarlas.
Nuestro viento ronda los 15-17 nudos y nuestra velocidad es de unos 9-10 nudos rumbo Norte."
Conrad Colman:
"Poco después de lanzar mi última carta en la oficina de correos del Atlántico Sur recibí un mensaje excelente de un desconocido, llamado Francis, quien decía que tendría los ojos bien abiertos en busca de mi botellas en su playa local. Como él vive en un pequeño pueblo de la República Dominicana sin nombre de calle o servicio postal, enviarle un mensaje en una botella parece una buena forma de entrar en contacto. Ahora bien, no creo que tenga muchas posibilidades de recibir el mensaje puesto que lancé la botella en una corriente que baja hasta el sur para después girar a la izquierda bordeando la costa Africana.
Aún así, me gustó el mensaje de Francis y como tenía otra botella decidí aumentar sus posibilidades enviándole una carta directamente a él. Este nuevo mensaje, lanzado en 12º81'N 32º51'W será llevado hacia el oeste y después hacia en norte en la famosa corriente Gulfstream que bombea calor de las regiones ecuatoriales más allá de la costa de EE.UU. antes de calentar el continente europeo. A lo largo del borde de este corriente hay continuos giros y remolinos y no puedo hacer más que esperar que escape de ella y llegue al mar del Caribe y hasta República Dominicana. En cualquier caso, ahora Francis tiene una buena razón para esperar encontrar mi segundo mensaje cuando esté paseando a su perro por la playa. Cruzo los dedos por ti, amigo.
Seguimos bajo el ataque nocturno de los peces voladores y trimar las velas se ha convertido en una tarea peligrosa. Creo que apuntan a mi frontal porque regularmente veo las siluetas, azul plateado, de estos misiles pasando delante mío cuando me atrevo a comprobar el estado del foque. Si les atrae la luz, deben estar todos excitados pues la luna llena es impresionante. En esta regata hemos visto muchos ciclos lunares pero aún siéndonos familiares es imposible mostrar indiferencia ante la belleza de navegar sobre un mar plateado bajo la luz de la luna llena. Noches preciosas como estas son las memorias que atesoraré cuando todas las duras labores, el estrés y la ansiedad hayan desaparecido meses después de nuestra eventual llegada a Barcelona."

Email from the boat ( 21.0301,-35.2375 ) top ↑

ABR 7, 2015 - 12:37 (GMT +2)
Nandor Fa:
"Oí un impacto, después un aleteo intenso... Salí fuera, y ahí estaba, bajo la bolsa de cabos. Cogí sus alas y lo devolví al mar. Había otro junto a él, inmóvil. También lo lancé al mar. Cuando volvía a la cabina escuché el sonido de otro impacto, un silencio, y aleteo otra vez. Salí fuera, había aterrizado al lado de la cabina, de mala manera pero aún con vida volvió al mar. Aquí tenemos a otros dos que aterrizaron antes pero no vimos. Los devolví al mar. Cada tres o cinco minutos un pez volador llega, habiendo perdido la ruta, y muchas veces lo pagan con la vida. No son muy grandes, de unos 15 cm, pero no me los comería ni aunque fuesen más grandes. ¡Huelen fatal! Dejaría de oler así si los cocinase. Ya los he probado, y me arrepentí de ello.
El problemas con las algas no ha cambiado. Estamos ya en la latitud 12ºN y hemos tenido algas desde los 2ºS. Esto son unas 850 millas, cerca de 1.500 km, ¿cuanta alga sería? No me gustaría ser pescador aquí, deben coger más algas que peces, eso seguro. Por supuesto, supongo que utilizan redes bajas, pero aún así no debe ser fácil.
Nuestro corto verano se ha terminado, tenemos que ir vestidos durante el día también, y por la noche nos tenemos que abrigar. Aunque el agua aún esté a 21ºC, el aire solo es caliente cuando hay sol.
Mi esperanza de que las algas desaparecerán con la bajada de temperatura del mar. Su forma y apariencia ha cambiado, son más grandes y flotan de forma arbitraria solas, sin formar islas, probablemente a causa del viento y las olas. ¡Pero aún son buenas enganchándose al barco! Un poco menos, pero aún tenemos que parar de vez en cuando para sacarlas.
Nuestro viento ronda los 15-17 nudos y nuestra velocidad es de unos 9-10 nudos rumbo Norte."
Conrad Colman
"Poco después de lanzar mi última carta en la oficina de correos del Atlántico Sur recibí un mensaje excelente de un desconocido, llamado Francis, quien decía que tendría los ojos bien abiertos en busca de mi botellas en su playa local. Como él vive en un pequeño pueblo de la República Dominicana sin nombre de calle o servicio postal, enviarle un mensaje en una botella parece una buena forma de entrar en contacto. Ahora bien, no creo que tenga muchas posibilidades de recibir el mensaje puesto que lancé la botella en una corriente que baja hasta el sur para después girar a la izquierda bordeando la costa Africana.
Aún así, me gustó el mensaje de Francis y como tenía otra botella decidí aumentar sus posibilidades enviándole una carta directamente a él. Este nuevo mensaje, lanzado en 12º81'N 32º51'W será llevado hacia el oeste y después hacia en norte en la famosa corriente Gulfstream que bombea calor de las regiones ecuatoriales más allá de la costa de EE.UU. antes de calentar el continente europeo. A lo largo del borde de este corriente hay continuos giros y remolinos y no puedo hacer más que esperar que escape de ella y llegue al mar del Caribe y hasta República Dominicana. En cualquier caso, ahora Francis tiene una buena razón para esperar encontrar mi segundo mensaje cuando esté paseando a su perro por la playa. Cruzo los dedos por ti, amigo.
Seguimos bajo el ataque nocturno de los peces voladores y trimar las velas se ha convertido en una tarea peligrosa. Creo que apuntan a mi frontal porque regularmente veo las siluetas, azul plateado, de estos misiles pasando delante mío cuando me atrevo a comprobar el estado del foque. Si les atrae la luz, deben estar todos excitados pues la luna llena es impresionante. En esta regata hemos visto muchos ciclos lunares pero aún siéndonos familiares es imposible mostrar indiferencia ante la belleza de navegar sobre un mar plateado bajo la luz de la luna llena. Noches preciosas como estas son las memorias que atesoraré cuando todas las duras labores, el estrés y la ansiedad hayan desaparecido meses después de nuestra eventual llegada a Barcelona."

Email from the boat ( 26.3139,-34.1664 ) top ↑

ABR 8, 2015 - 13:34 (GMT +2)
"Como si hubieran desaparecido de golpe, no hemos vuelto a ver algas desde hace un buen rato. Casi no me atrevo a creerlo, es demasiado bonito para ser cierto.
Desde que tenemos vientos alisios hemos navegado, aparentemente, a unos 33-36 grados respecto el ángulo de viento; lo cual significa 58 grados TWA (ángulo verdadero al viento). No podemos ajustar más ya que esto nos iría ir más despacio. Vamos a una velocidad media de GPS de entre 9 y 11 nudos; la velocidad real debe de ser un poco inferior porque tenemos corrientes en contra.
Ya hemos llegado al archipiélago de Cabo Verde, estoy muy feliz de haber llegado antes de tiempo.
Cumplimos con nuestra rutina todo lo bien que podemos. Estamos en la típica situación en la que lo más fácil es cometer algún error. ¡Estamos impacientes y queremos hacer algo grande para poder avanzar mejor! Esto puede llegar a ser peligroso. ¡Esta regata no se habrá acabado hasta que no hayamos amarrado!
Cada vez aparecen más barcos en nuestro radar y el tráfico que nos rodea cada vez es más intenso. No podemos olvidar que perdimos las luces de navegación y que sólo llevamos una arriba del mástil. Afortunadamente, los barcos con los que hemos contactado nos han respondido.
Hemos llenado otra bolsa de basura. Recogemos todos aquellos desechos que hay en el océano y que no son biodegradables. En Bluff dejamos cuatro bolsas de basura, que desaparecieron como de costumbre. No es una broma. Nos pidieron si teníamos desechos y sólo se nos permitió entregarlas a los oficiales, que comprobaron que no hubiera nada peligroso allá dentro. No había nada peligroso en nuestra basura, así que se la llevaron. Hoy por hoy, hemos recogido tres bolsas más del mismo tipo de basura, básicamente bolsas de plástico y botellas, unos cuantos cabos rotos y también trozos de cinta adhesiva utilizada. Antes de acabar la regata habremos llenado también la cuarta bolsa."
Nandor Fa

Email from the boat ( 28.4917,-31.4888 ) top ↑

ABR 10, 2015 - 21:44 (GMT +2)
"Animales avistados: Delfines, albatros, petreles, alcatraces, peces voladores a miles, calamares, medusa carabela portuguesa y diversos otros tipos de pájaros marinos desconocidos (para nosotros). Ni ballenas, ni tiburones, ni clamares gigantes, por desgracia.
Número de veces golpedo por un pez volador: 1, ¡y fue suficiente!
Redes de pesca enganchadas en la quilla: 2
Mayor flota de pesca: 30 barcos pesqueros de calamar chinos cerca de las islas Malvinas
Subidas al mástil: Más de 20
Ciclos lunares: 3
Asombrosas puestas de sol: 50
Veces que me he preguntado a mi mismo "¿Qué estoy haciendo aquí?: ¡varias!
Duchas con cubo de agua salada: 12
Máxima/ Mínima temperatura del agua: 28,2 / 5,4 grados Celsius.
Mejor comida liofilizada: Espinacas con pasta farfalle en salsa gorgonzola. ¡Qué bueno!
Peor comida liofilizada: Pasta... unos tallarines con una salsa viscosa. Sin textura ni sabor. ¡Puaj!
Liofilizados consumidos: 224
Comida en conserva que consumiré en los próximos seis meses: ¡Cero!
Usamos diesel para poner en marcha el motor para cargar las baterias. El motor nunca se usa para hacer avanzar el barco.."
Conrad Colman

Email from the boat ( 32.0740,-18.7108 ) top ↑

ABR 14, 2015 - 10:05 (GMT +2)
"ALa cuenta atrás ha empezado ya. Nuestros instrumentos de navegación en la bañera sólo muestran ahora números de tres cifras, lo que nos queda hasta el siguiente waypoint. Cuando vi que nos quedaban menos de 999 millas hasta Gibraltar, me alegré tanto como si hubiésemos llegado. Aunque sé que nos acercamos a la llegada, no hay muchas señales que lo indiquen, ¡aparte de las bolsas de comida que empiezan a estar bien vacías! El viento sigue soplando y cambiando de dirección sin piedad, las estrellas son siempre magníficas y continuamos rodeados por el gran azul, como pasa ya desde hace meses. Esto explica un poco mi excitación de ver las millas restantes disminuir, en estos momentos es la única prueba real de que nos acercamos.
Como hemos estado solos durante la mayor parte de la regata, el lado competitivo nos parece tan distante como nuestros rivales. Mientras los cinco primeros equipos se rehacen de las emociones vividas tranquilamente en Barcelona, el tiempo apremia un poco para nosotros. La entrega de premios se celebrará el 21 de abril, ¡haremos todo lo que podamos para no perdernos la fiesta! Aunque sabemos que estamos lejos del podio y de las lentejuelas que han rodeado la llegada de los primeros, para Nandor y para mí, y para el Spirit of Hungary, después de todas las pruebas que hemos superado, la mayor recompensa será estar allí.
Desgraciadamente a la incertidumbre de si llegaremos o no, hemos añadido un nuevo problema, el de la quilla. Dos de los ocho tornillos que mantienen la quilla en su sitio se han roto. Aunque ya habíamos sustituido uno en Nueva Zelanda, tuvimos la desagradable sorpresa de constatar que se había roto otro un poco antes del cabo de Hornos. Desde entonces nos aplicamos en reducir vela cuando el viento aumenta y en elegir rutas que permiten minimizar los esfuerzos del barco. Hay en realidad muy pocas posibilidades de que perdamos la quilla, hay suficientes trozos de metal para mantenerla en su lugar hasta el final, aunque nunca se sabe. No hay podio a la vista, pero ¡os puedo asegurar que habrá suspense hasta el final!"
Conrad Colman

Email from the boat ( 33.1268,-14.7188 ) top ↑

ABR 14, 2015 - 21:19 (GMT +2)
"¿Las islas Cabo Verde? ¡Agua pasada! ¿Las islas Canarias? ¡Muy por detrás! ¿Madeira? ¡A nuestro paso! Cuando me encargaban una misión imposible, mi madre siempre decía: "Bueno, ¿cómo se come un elefante?" a lo que a mi me gustaba responder, obedientemente, "pedacito a pedacito". Como pequeño activista que era, debería haberle regañado por promover el comercio ilegal de marfil y hablar de esa manera frente a un vegetariano, pero ya sabéis a lo que me refiero. Nuestra larga remontada hacia el Norte se ha visto dividida, cortada, en pequeños pedazos por las cadenas de islas que nos hemos encontrado y ahora la última está detrás nuestro. Restan poco más de 500 millas hasta Gibraltar; y luego hacia Barcelona.
Es curioso como viendo la isla de Madeira disminuyendo en nuestra estela, volví a 2009 cuando vi por última vez esta misma vista desde mi Mini en el inicio del tramo hacia Brasil. En aquel entonces yo partía hacia mi aventura más grande hasta la fecha, y ahora estoy regresando de mi mayor aventura, un poco canoso, y cansado del mundo, pero aún con el mismo deseo y amor a la vida en el mar. Dejando Madeira atrás en el Mini me quedé impresionado por la vasta extensión del azul que tenía que atravesar (sin mapas, como descubrí más tarde) y me sentí bastante pequeño con el Atlántico extendiéndose ante mí. Ahora, después de haber acumulado unas cuantas regatas transatlánticas y unas cuantas entregas, y haber dado la vuelta al mundo en dos ocasiones, el Atlántico me parece una de esas pequeñas piezas de elefante. Pesado pero fácilmente manejable.
Ahora, habiéndonos deslizado a sotavento de la última isla, estamos llegando a mares suaves bajo un cielo soleado. Las condiciones de viento suave nos han permitido izar nuestra mayor y darnos prisa sin poner demasiada tensión en nuestra quilla, dañada. Con velocidades altas, ahora estamos experimentando el nirvana en alta mar, la glisse! Esto significa "deslizarse" en francés, y queda ilustrado sobre las largas olas y los kilómetros que salen, sin resistencia, de nuestra popa. Oui, oui. Ca Glisse busque mon ami."
Conrad Colman

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar